Habría vuelto el mítico Chupacabras

0
128

Una misterioa matanza de alrededor de sesenta gallinas se registró durante la madrugada del día jueves de la semana pasada en una propiedad del sector rural de Andacollito; situación que ha conmovido a los habitantes de este pequeño poblado ubicado a unos 10 kilómetros al oriente de la ciudad de Vicuña.

Dado los detalles entregados por el dueño de la crianza, resulta imposible no suponer que pudo haber sido el mítico chupacabras.

«Sería un animal de dos patas… del tipo como de cabro»… afirma Manuel  Castillo.

El afectado es un pequeño agricultor y comerciante ambulante, ex funcionario de Carabineros, quien manifestó que cerca de las 03:00 horas de ese día se levantó en dirección al huerto para determinar el origen de unos ruidos que su esposa escuchó mientras dormían. Ambos pensaron que tal vez algunos desconocidos habían ingresado al huerto para sustraer paltas. Don Manuel Castillo recorrió el lugar, pero no encontró nada extraño y regresó a su cama para seguir durmiendo. Posteriormente, cerca de las 06:30 horas se levantó y lo primero que hizo fue dirigirse al huerto para ver si todo estaba en orden y para darle de comer a sus 76 gallinas que estaban en un gallinero. Fue entonces que se percató que unas 60 gallinas estaban muertas; y de ellas, unas diez se encontraban con algunas de sus presas arrancadas; mientras que el resto estaba con señales de ahorcamiento. Dos gallinas sobrevivieron, pero murieron producto de las heridas dos días después.

«Cuando fui a darle comida a las gallinas me percaté que había cerca de sesenta gallinas muertas. Unas tenían apretado el cogote y otras tenían arrancado el trutro. No vi al animal que causó esto, pero al parecer se trata de un animal con dos patas como de cabro. Había pisadas en un trayecto como de seis metros. También me han contado que en Campana (sector aledaño a Andacollito), hubo la muerte de quince gallinas», explicó. Agregó que cuando se levantó a las tres de la madrugada ni en toda la noche, escuchó cacarear a las gallinas producto de algún alboroto en el gallinero. «Si alguien saca un animal, el gallinero se vuelve loco, pero acá no se sintió nada», precisó.

Por otra parte, don Manuel relata que hace unos seis años le sucedió una situación similar. En esa oportunidad aparecieron tres gansos muertos en un gallinero y dos de ellos presentaban dos perforaciones en el pecho. Señaló que alcanzó a ver el animal que provocó el daño: «Yo alcancé a ver el animal por su parte trasera. Era un animal muy inteligente porque empujó la puerta y voló. Tenía el lomo parecido a un perro y en dos patas; medía cerca de medio metro», sostuvo el agricultor.

En el sector Andacollito se han registrado otros casos muy parecidos a los de don Manuel Castillo. Por ejemplo, hace unos quince años la familia Flores Bravo también sufrió la pérdida de cerca de cien gallinas que murieron en una sola noche; animales que fueron sacados desde el gallinero sin romper ni las mallas y luego quedaron esparcidas en el huerto sin una gota de sangre.

A raíz del caso ocurrido la semana pasada en Andacollito, han aparecido otros parecidos, como hace tres semanas en el sector Tres Cruces, comuna de Paihuano, donde unas 30 gallinas amanecieron muertas sin motivo alguno. También el año pasado en el sector de la Ruta Antakari, otras 30 gallinas fueron encontradas sin vida. Todos estos animales estaban en sus respectivos gallineros y bajo permanente cuidado de sus dueños.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre