Hemos llamado a que no se instalen malas prácticas laborales»

2
6

17Abuso laboral y hacinamiento en las viviendas, son algunas de las dificultades que tienen que vivir a diario la mayoría de los migrantes haitianos en el país. En las regiones también, donde deben enfrentar prejuicios, clasismo y racismo. Ni hablar del idioma, que para la mayoría es una barrera casi infranqueable y que muchos inescrupulosos utilizan para abusar de ellos, ya sea robándoles y estafándoles.

En la comuna de Monte Patria, hace algunos días, ciudadanos haitianos fueron encontrados trabajando en precarias condiciones, lo que llevó a las autoridades, en especial a la Dirección del Trabajo, a multar a la empresa por quebrantar un sinnúmero de infracciones al Código del Trabajo.

«En la región tenemos un comportamiento aceptable dentro del comportamiento laboral con contratistas en el ámbito agrícola, pero también hay otros contratistas que vienen de otras regiones con una conducta totalmente distinta al cumplimiento laboral, como ocurrió hace poco con trabajadores haitianos, donde efectivamente una contratista estaba en incumplimiento absoluto de la norma y fue sancionada por esta institución», indicó Yasna Piñones, directora regional de la Dirección del Trabajo.

Respecto lo sucedido, afirmó que «llegamos porque los haitianos hicieron una movilización por el no pago de remuneraciones. Entonces tomamos conocimiento por la autoridad, en este caso por el seremi, y tuvimos que asistir al lugar, donde la demanda fue por el no pago de remuneraciones. Sin embargo, para nosotros no era lo más relevante, que sí es importante para los trabajadores, pero en términos de cumplimiento de normativa, no tanto para nosotros, ya que lo importante fue que estos trabajadores estaban en condiciones precarias, de salud y seguridad. Había un incumplimiento de la normativa laboral respecto de sus derechos previsionales y todas las leyes sociales que conllevan contrato individual. Estas personas estaban en dos condiciones: eran trabajadores reconocidos por un contratista determinado, pero no la mayoría de ellos. Porque el resto estaba sin ser responsabilidad de nadie y se encontraban con problemas de saneamiento básico grave. Entonces fiscalizamos a aquellos que tenían relación laboral vigente o que un contratista reconoció esa relación laboral, pero con los otros no pudimos hacer mucho, porque no estaba dentro de la competencia. Y si bien el conflicto se aplacó, seguimos trabajando y aplicamos las sanciones correspondientes tanto a la empresa como la contratista».

 

Caso de ilegalidad

Ahora, una situación similar estarían viviendo otros ciudadanos haitianos, quienes acusan que su empleador les estaría cobrando dinero para darles un trabajo en una faena agrícola.

«Son varios quienes me han contado lo sucedido, pero han tenido miedo de denunciar el hecho. Dicen que han sido llevados Vallenar y Copiapó y que tienen que pagar entre 20 y 30 mil pesos para poder optar al trabajo. Yo les he instado a que nos juntemos y que pongamos la denuncia, ya que esto no puede ocurrir, pues es ilegal», cuenta molesto Romeo, haitiano que vive en la región hace tres años y es como el «líder» natural para todos aquellos que lo están pasando mal.

Respecto a esa situación, aclara Piñones «que es una información que se maneja, pero que no hay nada comprobado porque hasta el momento no existe denuncia y estamos hablando de una presunta situación, que es ilegal y que tienen que denunciar. Pero uno les indica a los trabajadores, ya sean chilenos o extranjeros, que la denuncia la hagan en la oportunidad para que nosotros podamos ir al lugar y verificar en el momento, porque después no sirve, dado que no podemos constatar absolutamente nada. Ahora, si ponen la denuncia y si llega a comprobarse que el empleador les cobra, estamos en un caso de ilegalidad que no debiera existir. En Chile esa figura no está instalada y menos autorizada, porque ahí se estaría condicionando el trabajo e, inclusive, podríamos estar hablando casi de una discriminación, visto que no es posible que para que usted pueda entrar a optar a una fuente de trabajo, tenga que de alguna forma subsidiar a quien le esté ofreciendo eso. Eso es ilegal en toda nuestra legislación laboral, entonces esa conducta hay que erradicarla».

Es más. Advierte que puede que en este sector de trabajos agrícolas exista informalidad laboral, «donde estamos hablando de varios incumplimientos de la normativa: No hay un contrato suscrito por las partes, no hay registro de asistencia donde el trabajador pueda consignar la hora de inicio o término de una jornada de trabajo, no hay comprobante de pago que acredite que prestó un servicio para un empleador determinado y no hay pago de cotizaciones previsionales. Entonces ante estos cuatro elementos que están ausente, nosotros hablamos de informalidad laboral, ya que si al trabajador los desvinculan y no hay ninguno de estos cuatro elementos, cómo el trabajador va a demostrar que le trabajó a un trabajador determinado y poder reclamar todos los derechos que emanaron de esa relación  laboral».

 

2 COMENTARIOS

  1. Es digno de analizar las palabras de la AUN DIRECTORA REGIONAL DEL TRABAJO
    Habla de malas practicas laborales , pues es ella que esta realizando MALAS PRACTICAS LABORALES al no abandonar su cargo adjudicado a dedo en el gobierno anterior , todos sabemos que dicho cargo , el Partido DEMOCRATA CRISTIANO la dejo APERNADA , y ni por ética , ni por VERGUENZA aun no renuncia , que cara dura esta Sra Piñones (Cargo que le OBSEQUIO JORGE PIZARRO , ) En el anterior gobierno de la Sra “Gordita Bachelet ”
    Que vergüenza , debiera aplicársele a ella misma , y denunciarse por si misma SUS MALAS PRACTICAS LABORALES , PERDON , DE APERNAMIENTO ,
    Que caradura y Sinvergue…….

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre