La violencia volvió a las calles: 12 semáforos destruidos y 18 personas detenidas

0
211

En el caso de LA SERENA, los daños fueron después de la marcha pacífica convocada en el llamado «súper lunes». Una pausa que llegó a su fin luego del verano.

Solo la temporada veranie-ga pudo bajar la intensidad de las protestas en la región. Una pausa que llegó a su término este lunes, el «súper lunes» como fue bautizado, ya que reaparecieron los estudiantes. También las marchas. Las barricadas. Los detenidos. Sí, una pausa que ha finalizado a semanas de que se cumplan cinco meses desde el inicio de las marchas.
Todo partió en la Plaza Buenos Aires, para luego recorrer las calles del centro, hasta llegar al frontis de la Intendencia. En ese lugar algunos encapuchados quebraron vidrios, quemaron la bandera chilena y aparecieron los carabineros. De ahí todo fue caos hasta cerca de las nueve de la noche.
Entremedio, las escaramuzas en la Avenida Francisco de Aguirre (renombrada Diaguita) con Balmaceda, frente a Bomberos, y en calle Cienfuegos, donde el carro lanza gases comenzó dispersar a un sector de manifestantes que respondían con el lanzamiento de piedras. También hubo escaramuzas frente al mall. Y barricadas en varios lados.

Hay que separar las cosas

Así, corriendo por los gases lacrimógenos, pasó la tarde. Llegó la noche. La mayoría de los manifestantes se fue retirando a sus hogares. Pero quedaron unos pocos. Y fueron ellos quienes comenzaron con los destrozos. Primero de los semáforos. Otros aprovecharon para saquear, primero la armería «El Cazador» de calle Cienfuegos, y luego la farmacia del Dr. Simi en la intersección de calle Pení con Balmaceda.
El saldo final: 18 detenidos, de los cuales 12 fueron por desórdenes públicos, 2 por riña, 1 por receptación, 2 por robo en lugar no habitado (armería) y uno por oponerse al actuar policial.
«Fue eficaz y rápida la llegada del personal y el patrullaje en las inmediaciones, logrando la detención de estas dos personas, las que hoy (ayer) pasaron a control de detención», dijo el capitán Rodrigo Méndez, jefe operativo de la primera comisaría de La Serena.
Las especies robadas desde la armería por estas dos personas mayores de edad, fueron siete rifles, todos con aire comprimido, además de cuchillos de caza, los que posteriormente fueron devueltos a la tienda.
Respecto de la jornada de este lunes, la que se comenzó a fraguar hace semanas, el capitán manifestó que «las personas tienen todo su derecho a manifestarse, pero se inició una marcha no autorizada, desde donde se descolgaron delincuentes para proceder a alterar el orden público gravemente y se atacó al personal de carabineros, luego de haberse efectuado los protocolos para que se retiraran del lugar. Posteriormente se generaron barricadas, hubo lanzamiento de objetos al personal, por lo que se tuvo que aplicar los protocolos de actuación para tratar de contener esta situación. Y aunque la cantidad de manifestantes no fue tan grande como en el año pasado, si hay sujetos, contados con la mano, que atacan al personal de Carabineros, quebrantan el orden público, hacen desmanes, daños, y no son personas que apoyan la causa por la que la gente marcha, sino que son delincuentes que aprovechan las circunstancias para hacer daño».
En ese sentido, reconoció que «acá hay que separar las cosas, porque está la gente que marcha legítimamente, gente que no comete daños, que terminada la marcha pacífica se retira, no obstante ello se descuelgan grupos de delincuentes que quebrantan el orden público y tratan de robar, como ocurrió este lunes».
Respecto a la capacidad operativa, tanto en la repartición como en las unidades, sostuvo que «es un contingente adecuado para poder contener y trabajar para establecer el orden público. Y si bien es cierto que hay lapsos donde hay mayor concentración de manifestantes violentos, o delincuentes que se escapan de las marchas pacíficas, la capacidad operativa con que cuenta la repartición, más la unidad de fuerzas especiales y la unidad especializada, se puede trabajar. Sin embargo, hay diferentes focos -durante las marchas- que se disgregan para poner barricadas, hacer daños, por lo que hay que desplegar recursos humanos para poder volver a la normalidad».

Entreguen explicaciones 

Dañada también resultó la farmacia del Dr. Simi, y aunque no quisieron entregar información detallada en cuanto al daño provocado, si se pudo constatar que más que el robo de medicamentos, esta vez el objetivo fue la caja fuerte con la recaudación de los últimos cuatro días.

Este martes, bien por la mañana, se notó un atochamiento vehicular en calle Balmaceda con Avenida Francisco de Aguirre, punto crítico de las manifestaciones, producto de la destrucción de gran parte de los semáforos. En total 12 semáforos.

Desde el municipio informaron que de acuerdo a la evaluación realizada por la Dirección de Tránsito, respecto a los semáforos afectados durante las jornadas del domingo y lunes, queda imposibilitado recuperar los discos de la intersección de Avenida Francisco de Aguirre con Balmaceda y Avenida Francisco de Aguirre con O’Higgins y Cienfuegos, debido a que quemaron los controladores.

Mientras que los semáforos de Avenida Francisco de Aguirre, Vicuña y Larraín Alcalde, se encuentran actualmente encendidos, pero con elementos mínimos.

Además, informó que a través de su Dirección de Tránsito se procederá a señalizar los cruces considerados más críticos, como medida transitoria para el resguardo de peatones y automovilistas dada la contingencia.

El valor de la reposición de los semáforos varía de acuerdo a los daños que tengan, pero el costo mínimo aproximado de reparación es de 15 millones de pesos.

Ante los incidentes ocurridos, la intendenta Lucía Pinto señaló que «tuvimos alrededor de mil personas que salieron a manifestarse en la región, 400 de ellas en La Serena, donde se registraron múltiples daños al mobiliario público, como la destrucción de 12 semáforos, pero a través de los planes que hemos desarrollado con Carabineros, tuvimos una mayor y mejor respuesta, por lo que seguiremos trabajando intensamente para mantener el orden público».

Mientras que el diputado Juan Manuel Fuenzalida hizo un fuerte llamado a asumir las responsabilidades por parte de aquellos que llaman a marchas en redes sociales.

«Llamo al Frente Amplio y al Partido Comunista a que entreguen explicaciones a la ciudadanía sobre la destrucción a la propiedad pública y los saqueos que se registraron ayer (lunes) en el centro de La Serena, y que afectan principalmente a gente de esfuerzo y que quieren vivir en paz. Me pregunto: ¿Qué hacia un grupo de jóvenes al interior de una armería? Las imágenes hablan por sí solas, recordando que los sujetos fueron sorprendidos por efectivos policiales al interior del recinto tras extraer rifles de aire comprimido. Duele ver como el centro de una ciudad está siendo devastado por los delincuentes».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre