LO QUE HICE FUE PORQUE LA GENTE ME CRITICABA MUCHO CADA VEZ QUE VENÍA A JUGAR A LA SERENA POR OTROS EQUIPOS»

0
270
En la edición 119 del clásico regional, donde Coquimbo Unido se impuso por 2-1 a Deportes La Serena, Mario Pardo vivió momentos de dulce y agraz.
En los minutos que estuvo en cancha, hizo un excelente partido por la
banda derecha, siendo un agente ofensivo permanente por ese sector, lo-
grando frutos en el minuto 13′ cuando de primera empalmó un balón que
robó Mauricio Yedro a Cristóbal Marín, clavando la pelota en el ángulo iz-
quierdo de la portería defendida por Zacarías López.
“Uno trata de buscar la posibilidad de poder marcar, sea en pelota detenida o remate de larga distancia como ya lo había hecho en otros encuentros. En este partido me salió, no lo esperaba en una jugada tan fortuita.
Yedro va a presionar a Marín y justo me queda el balón para poder disparar y de primera”, detalló el defensor coquimbano. Pardo agregó que “por una parte me siento

contento porque ganamos y por haber marcado un gol acá en Coquimbo,

más aún en un clásico, contra un rival por el cual jugué mucho tiempo. Pero tranquilo por la situación que estamos viviendo,triste sí por la expulsión, porque estaba haciendo un
buen partido, quería jugar hasta el final y no dejar al equipo con un hombre me-
nos”.
Respecto al festejo, donde hizo el gesto de callar a la barra serenense, Pardo dijo que “la celebración es un punto aparte. Lo que hice fue porque la gente me criticaba mucho cada vez que venía a jugar a La Serena por otros equipos y fue más que nada por eso.
No tengo ningún resentimiento ni con los dirigentes ni con alguna gente en especial mientras estuve en ese club”.
Pardo solo pudo jugar hasta el minuto 33′, ya que en ese momento el juez del compromiso, Nicolás Gamboa, decidió expulsarlo por una infracción sobre el atacante de La
Serena, Marcos Sebastián Pol, quien terminó sangrando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre