Locomoción colectiva también se suma a las demandas de la gente

0
353

Con las manifestaciones en toda la región, especialmente en La Serena y Coquimbo, ambas comunas con toque de queda desde este lunes, no solamente los locales comerciales se han visto perjudicados, sino que también la locomoción colectiva, tanto mayor como menor.

Manuel Correa, presidente de la ASOTACOL (Asociación Gremial de Taxis Colectivos), comentó que «esto comenzó y fue creciendo con los días. Por ejemplo, el domingo prácticamente fue muy poca la locomoción, y el lunes y martes salimos a trabajar, pero había mucho temor entre la población y la gente no salió, teniendo muy pocos pasajeros. Entonces todo ha ido en contra de los conductores, pues ellos ganan si tienen pasajeros y en ese caso ha habido muy baja demanda».

El dirigente espera que con los días la situación pueda mejorar. Afirmó que «hoy (ayer) se ha visto más normal la cosa, tanto en afluencia de pasajeros como de la participación de colectivos. Pero los días lunes y martes la locomoción menor estuvo más presente que la mayor, debido a que los empresarios de los microbuses prefirieron guardar sus máquinas por temor a que fueran incendiadas, mientras que nosotros sí salimos, pero la dificultad fue que no hubo pasajeros, lo que ha terminado por lesionar nuestros intereses económicos».

Agrega que la disposición de ellos siempre estará, «y entendemos que la situación debiera mejorar, así lo estamos palpando y ojalá sea así para todos, porque en este minuto todos estamos sufriendo y hemos perdido algo, y ojalá estas demandas ciudadanas sean recogidas por las autoridades. Nosotros queremos volver a la normalidad, pero no a lo que teníamos hasta antes de las protestas. Así que el llamado fuerte es para las autoridades, que no han sabido escuchar, y tampoco a los gremios».

Luis Dubó, presidente de la Asociación Gremial de Taxis de la región de Coquimbo, manifestó su preocupación por la situación que han tenido que pasar y lamenta que «lo nuestro es peor, puesto que los taxis están todos detenidos, no han salido mucho a trabajar porque no hay público en las calles, y quienes están prefieren no utilizarnos, más bien a las aplicaciones, pese a que los dos primeros días, cuando fueron las manifestaciones más grandes, estaban cobrando valores abusivos».

Francisco Horta, secretario de la línea Liserco, comentó que sus máquinas están saliendo no por obligación y que los conductores que puedan llegar a trabajar bienvenido sea, «pues lo importante es que no sufran pérdidas y no materiales, sino que no sean afectados, atacados».

Expresó que esta situación de revueltas que partieron el sábado los llevó a piso, «pero también tenemos una responsabilidad, y dentro de esa responsabilidad está la seguridad, donde no podemos exponer a nuestra gente, quienes deben trasladarse de un lugar a otro para ir a buscar la máquina. Por lo mismo, las máquinas que se puedan movilizar lo harán y vamos a trasladar a todas las personas que lo requieran, para que no sean afectados».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre