Madre exige justicia para muerte de su hijo y esposo

0
181

Se manifestó junto a familiares y amigos y pidió que el castigo para el responsable de la muerte de Miguel Garrido y Jean Pierre, hecho ocurrido en el mes de abril en el Puente Zorrilla, no quede impune. «Ahora tengo que luchar por mi hija, a quien tengo que sacar adelante», dijo Joselyn

Han pasado ya dos meses de la trágica muerte de Miguel Garrido y su hijo Jean Pierre de 13 años. Tiempo que ha transcurrido con lentitud y cuya pena no pasa para Joselyn Traipe, madre y esposa.

Porque pese al dolor, desea que nadie lo olvide, «menos la justicia». Que sepan bien lo que ocurrió aquella fatídica madrugada del 27 de abril.

Entonces, por su hija, que aún se mantiene internada en el hospital, es que a las 09:30 horas de ayer se instaló frente a los tribunales para exigir justicia. Lo hizo junto a familiares, amigos, profesores y apoderados del liceo Gregorio Cordovez, donde su hijo cursaba octavo básico. También con pancartas, globos negros y blancos. Y claro, con el retrato de ellos, de su familia, destruida por la irresponsabilidad de un conductor que en estado de ebriedad los impactó en el Puente Zorrilla, en Las Compañías.

La manifestación fue apoyada por la línea 39, colectivos donde trabajaba Miguel, que con bocinazos despertaron al transeúnte que pasaba a esa hora por la Plaza de Armas y que no dudó en apoyar y enarbolar globos y exigir «mano dura para el culpable».

En el dolor de Joselyn, un momento de gratitud. Por eso su lucha. Por su marido e hijo, pero principalmente por su hija menor.

«Este apoyo de toda esta gente me alienta a seguir luchando, ahora por mi hija, a quien tengo que sacar adelante. Ella sigue internada en el hospital y en estado grave, postrada, así que por ella estoy acá, pidiendo justicia, gritando y metiendo bulla, porque hoy en el país si no metes ruido no existe justicia, se olvidan de ti», dijo Joselyn, fuerte y claro, para que escuchen todos.

En el Puente Zorrilla

El objetivo era uno solo: llamar la atención de los jueces, pero también de la población, así que «entre más gente mejor», dijo uno de los presentes.

«Claro, lo ideal era cortar el Puente Zorrilla, pero lamentablemente por un tema de la Intendencia y Gobernación, además de Carabineros, no se pudo. Pero igual estamos presentes acá en la plaza, frente a los tribunales de justicia, para manifestarnos. Estamos alzando la voz para que este acto no quede impune y necesitamos que se haga justicia por mi hijo, por mi marido, por mi hija todavía en el hospital. Son tres vidas y no puede quedar impune, así que esperamos el máximo de los castigos. Es cierto que esto le puede pasar a cualquiera, por lo mismo que como madre y esposa hago un llamado a la gente que bebe alcohol, que maneja en estado de ebriedad, que tengan conciencia del daño que pueden ocasionar».

Respecto a la pena que podría recibir el sujeto de iniciales F.A.A.M, que por este hecho quedó en prisión preventiva durante 70 días, plazo que se tomó la Fiscalía para la investigación, Joselyn no quiso indagar mucho. Al contrario, pide que los jueces hagan su trabajo.

«Lo que sucede es que todo esto está en proceso de investigación, así que mejor no quiero hablar mucho en relación a ese tema. No obstante, acá estoy levantando la voz por mi familia, por mi hijo, y que los jueces vean lo que es conveniente, pero sólo pido justicia y que la condena sea ejemplificadora, por tres vidas que quedaron destruidas».

Tema económico…

Joselyn encabezó esta marcha y otras que se realizarán, como la del 8 de julio, que partirá a las 8:15 justamente en la Plaza de Armas y finalizará frente al Tribunal Oral en lo Penal, porque no quiere impunidad. Y con el apoyo de la gente, también a través de redes sociales, se muestra esperanzada. Siente que es un paso adelante para alcanzar la justicia que pide.

«El 8 de julio realizaremos otra marcha, y es para que la gente nuevamente nos escuche, también el juez y se pueda dar la mayor sentencia para que se haga justicia por mi familia. Pero, sabe, todo este apoyo de la gente que llegó hoy (ayer) me alienta a seguir luchando por mi hija, que tengo que sacar adelante. Y también por un tema económico, que no es menor. Estamos viendo la posibilidad de realizar algunas actividades, ya que lo he pasado mal. No saben lo que es llevar una carga, que te digan que tu hija no puede hacer nada, que tienes que conseguirte los insumos de los hospitales para poder tenerla en la casa, lo que sale muy costoso. ¿Eventos? Por redes sociales pido ayuda, que la gente pueda cooperar, por ejemplo con el trago para el día 29, donde lo necesito a concesión, lo propio con una sede, porque estamos viendo la opción de realizar un café concert, lo que nos ayudaría mucho».

Presente en la manifestación estaba Karla González, apoderada del colegio y del curso en el que iba Jean Pierre. Y no dudó en asistir, porque «esto nace por la necesidad de pedir justicia, porque después de haber sido un accidente tan mediático, pasó prácticamente una semana y todo quedó en silenció. Se entiende que por la investigación y muchas cosas no se puede hablar, pero nosotros no queremos que esto quede en el olvido, por lo que esta forma de hacer presión es para que los jueces no crean que estamos callados, sino que compartimos el dolor de la familia y exigimos justicia. Lamentablemente los accidentes ocurren, pero las campañas lo dicen: si vas a beber no manejes. Y no es primera vez que este sujeto comete un acto de esta naturaleza, así que si esta es una forma de manifestarnos y ser escuchados, lo volveremos a hacer», remató.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre