Más de $ 400 millones en expropiaciones considera proyecto parque Cerro Grande

0
170

Diseño expropia terrenos para dejar calzada de 800 metros lineales, con 11 metros de ancho. Proyecto está con Resolución Favorable (RS) del Ministerio de Desarrollo Social y se hará una reunión la primera quincena de enero para socializar más la iniciativa con los vecinos.

Uno de los parques más importantes de la región de Coquimbo es el que se está proyectando para el sector de Cerro Grande, priorizado por el Gobierno Regional para aumentar la magra cifra de 4 m2 de espacios recreativos por habitante, una de las más bajas del país.

Actualmente, el sector es utilizado para practicar deportes extremos al aire libre, y cuya cima ofrece además una vista inigualable a la capital regional y al valle de Elqui. Sin embargo, el área también da cuenta de restos de basura abandonada por descuidados que utilizan el sector para el consumo de alcohol.

Con todo, las autoridades hace tiempo vienen trabajando en afinar los detalles para la licitación del mega parque. A mediados de octubre pasado se oficializó el traspaso de terrenos desde el Ministerio de Bienes Nacionales a la cartera de Vivienda. Y solo la semana pasada la iniciativa cumplió otro importante hito, pues recibió la Resolución Favorable (RS) del Ministerio de Desarrollo Social.

Según el Seremi de Vivienda y Urbanismo, Hernán Pizarro, el segundo semestre del 2020 se considera la licitación, adjudicación e inicio de obras de la primera etapa, de 88 hectáreas, del megaparque. El costo del proyecto asciende a los $ 4.500 millones y se financiarían en un 80% con recursos sectoriales y el restante con aportes del Gobierno Regional. Al menos eso en los planes que tiene la cartera, puesto que se está trabajando en un convenio de colaboración para conseguir los recursos necesarios.

«Esa es la carta de navegación que tenemos hoy, y esperamos cumplirla. Este es un proyecto que está definido como emblemático del Presidente Sebastián Piñera y la Intendenta Lucía Pinto para la región de Coquimbo», cuenta la autoridad.

Fuentes del Gobierno Regional indican que del monto total considerado para el proyecto, más de 400 millones de pesos se destinarán para las expropiaciones de retazos de tierra para lograr construir el acceso.

Acceso

Con la ingeniería de detalle afinándose y un diseño ya elaborado, el acceso del recinto está considerado por la avenida Cuatro Esquinas y se conseguiría mediante expropiación. Ahí, se realizará un ejercicio adicional, puesto que la propuesta, explica Pizarro, está proyectada con un acceso de 800 metros (lineales), distribuidas en 7 metros de anchura para la calzada de vehículos, más 2 metros a cada lado. En total 11 metros de ancho: «Hay una franja que es el actual acceso disponible para ingresar al Cerro Grande. Ahí hay terrenos que son privados que están colindantes al acceso. Ahora, no le vamos a expropiar a nadie la casa. Lo que sí es que en el peor de los casos es que se van a tener que achicar los cercos. Hay que ensanchar el acceso», precisa Pizarro.

Se buscará socializar la idea con los vecinos mediante una reunión proyectada para la primera quincena de enero, la que se suma a las cuatro etapas de participación ciudadanas, comenta Pizarro, desarrolladas entre los años 2018 y 2019.

«Siempre cuando tú vas a expropiar no es muy agradable, salvo que sean terrenos eriazos y estén botados. Ahora estamos buscando un bienestar mayor, es un parque metropolitano, y la verdad lo que se busca es apoyar a la meta que tenemos en la región, como Seremi y Serviu, y del plan de Gobierno Regional también, de duplicar los metros cuadrados de áreas verdes», aclara.

Respecto al proceso de expropiación, Pizarro sostiene que existe un procedimiento en el que participan tasadores internos y externos, pero también se puede recurrir a quienes proponga la contraparte. Posteriormente, se realizan estudios técnicos/jurídicos, y puede existir un proceso sancionatorio. «Son todos los procesos públicos, bajo un estándar y no son arbitrarios», añade.

Un objetivo central del parque urbano será la sustentabilidad, ya que se preservará la fauna y flora nativa del sector, incorporando en su primera etapa un control de acceso para fortalecer la seguridad, senderos para caminatas, miradores, baños y estacionamientos que fomenten el uso recreativo y de esparcimiento. Adicionalmente, Pizarro destaca el «sello inclusivo» de la propuesta, puesto que estará adaptado para el ingreso y movimiento de adultos mayores y personas con movilidad reducida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre