Matías Cano: «Lo mejor de Coquimbo son nuestras ganas de ser campeones»

0
115

El gol que se perdió Rubén Farfán en la última jugada del encuentro ante Defensa y Justicia, disputado de local en Asunción, no sólo está dando vuelta en la cabeza del delantero pirata, sino que también en todos los integrantes del plantel y los hinchas.

Claro, pues con ese golcito el encuentro de revancha, a disputarse el sábado a las 20.30 horas en Buenos Aires, se trabajaría de manera distinta. Ahora el objetivo para disputar la final de la Copa Sudamericana no es otro que anotar un gol y defender con dientes y muela el pórtico del compañero Matías Cano. La igualdad con más de un gol clasifica a los pupilos de Juan José Ribera.

El conjunto aurinegro evaluará a Fernando Manríquez y Lautaro Martínez, quienes debieron ser reemplazados por complicaciones física, y recién hoy, a las 15.00 horas, volarán desde Asunción rumbo a Buenos Aires, donde prepararán el partido de vuelta de semifinales de la Copa Sudamericana.

Lo importante es que los integrantes del aurinegro saben de la calidad del rival y cómo enfrentar el encuentro de vuelta. Además, hay que considerar otros factores que son muy importantes, como el clima. El de Buenos Aires es más fresco y diferente al de Asunción, donde la alta temperatura y la humedad complicaron mucho.

Fe y convicción

Mientras algunos astros de Coquimbo Unido tomaban tereré para capear la alta temperatura y humedad de Asunción, el capitán Matías Cano señalaba que a esta altura del campeonato todos los partidos son de alta complejidad y un error basta para definir un resultado.
En cuanto al resultado obtenido jugando de local en el reducto de Olimpia, el gran portero y capitán de Coquimbo, contó que siempre quiere ganar y habían trabajado para eso, que la igualdad sin goles no era lo que habían preparado, «pero el empate sin goles es mucho mejor para nosotros que para ellos».

Destacó que en el encuentro de vuelta sacarán mejor provecho en cada oportunidad que se les presente y que serán muy escasas. Por eso indicó que ahora cada uno de los integrantes del plantel sabe dónde está parado y qué desea. «Y, muy importante, entender que estamos a dos partidos de ser campeones. Por tanto, los detalles tenemos que pulirlos y manejar de mejor manera la concentración, estar tranquilos y trabajar, ya que el objetivo es dejar lo más alto a Coquimbo».

Por último, el gran capitán destacó que «nuestra mayor virtud es el compromiso, la alta concentración y nuestras ganas de ser campeones».

Por su parte, el técnico Juan José Ribera señaló que ahora es importante capitalizar la igualdad sin goles y «en Buenos Aires tenemos que hacer un gran partido, sin errores. Para lograr eso debemos mantener la recuperación del balón, achicar los espacios y aprovechar las jugadas en zona ofensivas, además de tener más variantes de ataque para poder sorprender al rival y, quizás, convertir un gol. Lo importante es que el partido está abierto y el que juegue mejor pasará a la final».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre