Municipio toma acciones ante graves hechos delictuales

0
13

99No solo una, sino cuatro veces han entrado a robar en el colegio Santa María del Refugio, particular gratuito, – se financia con la subvención del Estado- de la Parte Alta de Coquimbo. Su matrícula es de 279 alumnos del mismo sector. Les han robado computadores, impresoras, dinero, y han destruido ventanales, puertas y mobiliario.
“Son sujetos que actúan con mucha violencia”, nos hace ver la Directora, Carla Castillo.
En el mismo edificio funciona el Hogar Redes, que recibe a guaguas de entre cero y tres años derivadas de casos judiciales. Todas ellas son cuidadas por monjas y mujeres que se quedan día y noche en el recinto.
“Muchas veces se han visto amenazadas por estos delincuentes. Por eso ya estamos cansados y queremos exigir a los organismos pertinentes que hagan algo”, agrega la educadora.
Cerca está el Colegio Municipal Juan Pablo II, donde también han llegado delincuentes que han atacado a los guardias y han causado daños. También actuando con armas.
“Esto ya no se puede soportar. A veces andan de día armados”, comenta la directora.
Explican A DIARIO LA REGION que los propios apoderados han identificados a algunos sujetos captados por cámaras de seguridad en los colegios, los que serían de las tomas que se han instalado últimamente en el sector.
“No somos los únicos afectados, también han sido víctimas de robos o asaltos muchas personas del barrio. También han habido robos o daños en jardines infantiles”, nos dice por su parte Virginia Olivares, Orientadora del Santa María del Refigio.
Luego del reportaje presentado ayer en LA REGION, el alcalde Marcelo Pereira anunció medidas que permitan otorgar más seguridad a la escuela municipal Juan Pablo II, y el entorno en que se emplaza.
“Con la comunidad educativa del establecimiento, Seguridad Ciudadana y Carabineros ya estamos trabajando en mejorar la seguridad del recinto y su entorno. No permitiremos que hechos delictuales y personas sin escrúpulos pongan en peligro este derecho”.
Medidas: -Aumento de rondas policiales en las inmediaciones del recinto educacional; dotar de personal permanente de Seguridad Ciudadana para el resguardo del establecimiento, estudiantes, docentes y personal administrativo; implementación de un sistema de alarmas; instalación de cámaras de seguridad y la realización periódica de reuniones con la comunidad educativa para hacer seguimiento a los compromisos”.
La Directora del colegio Santa María del Refugio destacó la constante presencia de carabineros.” Pero parece que no es suficiente, aparte que son pocos los policías”. Dijo. “Hay apoderados que afirman que se trata de gente que viene saliendo de la cárcel”, comentó luego.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre