Niño que habría sido asesinado por madrastra en Molina vivió en La Serena donde hubo denuncias de maltrato

0
17

12En el año 2014, el menor Ángel Márquez Zapata, de 4 años que habría sido asesinado en Molina por su madrastra Vanessa Trigari Torrejón,  residió con la familia compuesta por el padre Freddy Márquez y dos hermanastros, en La Serena.

A inicios de ese año  el niño fue matriculado en el mes de marzo como alumno al jardín Pequeñitos del Valle de calle Arauco de la Antena, establecimiento en que las profesoras constataron que presentaba constantes y serias lesiones, motivo por el que dieron cuenta del maltrato ante la Oficina de Protección de Derechos Infanto-juveniles, OPD del municipio serenense.

En agosto del  2014, la OPD, a través de  su equipo jurídico, entregó los antecedentes del caso al Juzgado de Familia en busca de medidas de protección,  pero el Tribunal recibió un informe técnico del Servicio Nacional de Menores, Sename, cuyos expertos tras analizar los antecedentes, efectuaron  recomendaciones de mantener a Ángel, en custodia del padre y la madrastra, proponiendo citarlos a cursos para mejorar el cuidado del pequeño.

Sin embargo,  la familia  a fin de año procedió a salir de la ciudad para radicarse en Molina de la Región del Maule, mientras que el padre prosiguió laborando en la zona norte del país.

Muerte por asfixia

Ayer sábado el Ministerio Público formalizó en la investigación a Vanessa Trigari, de 28 años, por el delito de homicidio calificado con alevosía  de Ángel Márquez,  que  habría ocurrido en la casa en que moraban en la ciudad de Molina, entre el 15 al 20 de agosto, mientras que la denuncia por presunta desgracia por la supuesta desaparición del infante  fue interpuesta el lunes 24.

Siguiendo con los antecedentes de la formalización, Trigari habría actuado con alevosía y premeditación, debido a que el niño desde hace varios meses era sometido a maltratos por parte de la imputada, lo que quedó en evidencia con la autopsia a la que fue sometida la víctima, que definió que pereció por asfixia por sofocación, examen que dio cuenta que estaba desnutrido ya que solo pesaba 11 kilos.

Además, la fiscalía  en el informe policial, que dio base a la formalización, señaló que un hermanastro de 11 años habría participado de forma obligada, trasladando el cuerpo de la víctima en una mochila junto a la imputada, que lo lanzó envuelto en bolsas a un canal de un terreno cercano, un campo deportivo, a 11 cuadras de distancia de la casa en que vivían de la Villa Lo Palacio.

Como medida cautelar, a petición del ente persecutor, el Tribunal que concedió cuatro meses para  el desarrollo del proceso investigativo, impuso la prisión preventiva para Trigari.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre