«NO HAY PLATA QUE ME HAGA MOVERME DE ACÁ»

0
298

Matías Cano se caracteriza por ser frontal, con ir por la verdad por delante y así lo hace cuando se le pregunta sobre si ha recibido una oferta para partir ahora a otro club.
Rumores hablan de ofertas recibidas desde el fútbol mexicano, pero el capitán de Coquimbo Unido, fiel a su política de vida responde que no lo seduce el dinero del balompié azteca y deja claro que lo único que lo haría pensar en partir es una mejor propuesta deportiva.

Hoy se ve siente cómodo en el puerto. Es un referente del equipo y la gente le manifiesta su cariño, porque ese liderazgo no solo lo manifiesta en la cancha y en el camarín, sino también en su vida diaria.

Por hoy a Cano, se le ve comprometido con el proyecto que desarrolla el DT Patricio Graff, se le aprecia contento con la identidad lograda por el equipo y al conversar con él, se desprende de sus palabras que se siente más dentro de la institución aurinegra que fuera de ella.

Matías ¿te ves en Coquimbo Unido hasta fin de año o si llega alguna oferta podrías partir?
«Yo tengo muy claro el lugar que ocupo acá y no me pesa decirlo, soy el capitán del equipo, se muy bien lo que genero en mis compañeros, en la gente y en la ciudad. Se palpita cuando voy al supermercado o cuando llevo a mis hijos a la escuela. Si la gente te demuestra cariño en el fútbol actual, yo se que por algo es. No es porque sea magia o porque yo tenga una cara bonita, si no que es porque yo me desvivo todo el tiempo por este club. Siempre quiero lo mejor para esta institución y lo mejor en este momento es que yo esté focalizado y proyectando mi vida acá».

¿Qué te tendrían que ofrecer para partir?
«Me tendrían que seducir en lo futbolístico, porque para mi la plata es papel con número y las vivencias son lo más importante. Tuve una charla con unos amigos que son muy cercanos a mi y uno me dijo que tenía que aprovechar el momento, entonces a mi me cayó la ficha y le dije ¿que es para ti aprovechar el momento? y me dijo que era agarrar un contrato de buena plata para que cuando te retires estés bien y ahí le explique que para mi aprovechar el momento era otra cosa…era sentirse importante, era sentirse querido, era poder encontrar un lugar en el mundo quizás sin buscarlo y no estar desesperado por buscar otros rumbos. Yo aquí me siento muy querido y muy importante, entonces si me tengo que ir de acá lo económico no va a ser fundamental, no porque cualquiera me ponga una valija llena de plata me voy a ir, lo único que me haría irme sería un desafío futbolístico mayor que el de acá».

Se habla de que manejarías una opción de ir al fútbol mexicano…
«Se que en la Copa América que se va a jugar ahora, dos de los arqueros de la Selección Argentina compiten en la liga mexicana y si me toca ir ahí tendría que pelear mano a mano contra ellos, porque nadie me va a quitar ese sueño. No creo que mi paso por Coquimbo se vaya a oscurecer si me tengo que ir por una instancia así, pero las explicaciones se darán en el momento. Todos son supuestos, eso que escuchan todos es lo mismo que escucho yo, solo rumores, no tengo ninguna llamada certera. Yo siempre digo la verdad, digo las cosas como son. pero insisto, si fuera un mejor desafío deportivo para mi podría analizarlo, pero económicamente no hay plata que me haga moverme de acá».

LA PRIMERA RUEDA DE COQUIMBO

Por lo realizado en la primera rueda, ¿Está Coquimbo Unido para ilusionarse con llegar a una copa internacional?
«Más que una expresión de deseo creemos realmente que el equipo está para ocupar esos lugares de competencia internacional. Al margen de lo que podemos ver en el día a día de nuestro trabajo, al ver el funcionamiento de los otros equipos, ya sea que juegan o no a un fútbol que sea de mi gusto, hay varios que tienen muy poca identidad de juego. Cuesta saber a que juegan, pero si son equipos que se tiran de cabeza, que van y traban, que corren los 90 minutos, aunque no están claros en el camino de como conseguir lo que quieren lograr. Todos quieren conseguir cosas, pero es la forma lo que nos debe despegar de ese grupo de equipos. Nuestra idea se aceitó rápido en los jugadores, en muy pocas fechas. Vemos que los demás equipos no logran una racha de victorias consecutivas, por eso en la segunda rueda del torneo aspiramos a hacer una parte perfecta y no lamentar puntos perdidos. Lograr una regularidad en seis o siete fechas, más el colchón que tenemos de 18 puntos, y la certeza de que todos los equipos dejarán puntos en el camino se puede cumplir ese objetivo».

¿Cuál sería la meta a corto plazo en la segunda rueda?
«Un ejemplo es Unión Española, un equipo que no le molesta correr detrás de la pelota, que no le importa tener la posesión, consiguió meter una racha de 6 victorias en la primera parte del torneo y te aseguro que ese equipo a fin de año van a estar expectante para conseguir los objetivos que se trazaron. A ese mismo tipo de racha apuntamos en la segunda rueda, porque si no la logramos va a ser muy difícil que lo podamos cumplir»

¿Están conformes con los 18 puntos sumados en las primeras 14 fechas?
«Es bueno el colchón de puntos que hicimos para ser un equipo que llevaba tantos años en segunda y con 18 jugadores nuevos. Hay que explicarles la idea de cero, algunos eran muy temerosos en las primeras fechas. Hay jugadores que ahora se desesperan por agarrar la pelota y en las primeras fechas no entendían como queríamos transitar este camino. Los que estábamos del año pasado teníamos la fe y la convicción porque habíamos triunfado, no solo porque nos gusta jugar así. Nos dimos cuenta que se puede triunfar jugando al fútbol, no solamente porque te sientes mejor profesional y mejor jugador, sino que porque conseguimos un campeonato».

Se habló de que el equipo debía buscar variantes, que los otros equipos ya saben como jugarle ¿se piensa en un cambio después de los últimos resultados adversos?
«No hay tiempo para hacer un plan B. Si el Pato (Graff) viene desarrollando su plan A hace dos años en la institución, no lo vamos a cambiar por un resultado que no te llega a salir. Esta es la peor racha por la que hemos pasado desde que estoy yo, y estamos décimos en una categoría superior a la del año pasado, tampoco es tan trágico. Yo estoy contento y tranquilo, pero me motiva que la gente no esté contenta con esto porque el trabajo y la convicción en la idea se ve. Que ellos te exijan y no se sientan conformes por la posición en la que estamos, me da tranquilidad que otra cosa, porque ellos creen que podemos cumplir la expectativa y que no es una utopía que podamos llegar a jugar una Copa Sudamericana».

¿El plantel es suficiente para lograr las metas que tienen en mente?
«Jerárquicamente estamos lejos de algunos planteles. Por ejemplo en Universidad Católica, faltan 20 minutos para que se acabe el partido y no pueden abrirlo, tienen en el banco a Buonanotte que son jugadores a los que no les tiene que explicar nada, son de los que entran y se ponen la camiseta. Por más que jueguen 10, 20 o 50 minutos están preparados emocionalmente y profesionalmente para poder dar soluciones. Aquí no es nada oculto de que hay muchos pibes del club que deben entrar y dar sus primeros pasos, aqui nadie les grita o les exige nada, como se haría con un grande o un posible Buonanotte que podríamos llegar a tener en el banco. No lo tenemos y por eso es la diferencia institucional entre un club y otro. Hay clubes que tienen dos jugadores por puesto que son titulares en cualquier lado. No estoy llorando, porque todos entrenamos y tenemos las mismas posibilidades que todos, pero a la larga no es lo mismo que hayan jugadores de jerarquía para reemplazar a los que puedan llegar a faltar a que sean jugadores improvisados o chicos que están dando los primeros pasos».

¿Sientes que tres refuerzos de categoría ayudarían a darle mayor peso al equipo y que serían suficientes?
«Sí, creo que no le falta mucho a este equipo. Mostramos en muchos pasajes del torneo que no nos vimos superados dentro de la cancha y que fueron más veces las que Coquimbo atacó que las que nos atacaron. No es mentira lo que estoy diciendo, estadísticamente somos el equipo que mayor posesión tiene, el equipo que más centros tira. Procuramos defendernos con la pelota y atacar por los costados, entonces si las estadísticas indican que somos los mejores en lo que trabajamos, está a las claras que al equipo no les hace falta mucho. Creo que con Mauricio Pinilla en cancha, éste es un super equipo, él potencia todo, no solamente a sus compañeros si no que también es un golpe anímico para lo rivales que esté presente. No es fácil marcar a Pinilla, ni quitarle la pelota sin que los árbitros no le cobren la falta. Más allá de cualquier refuerzo que pueda llegar a venir, que él se recupera es muy importante».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre