“No puedo seguir donde las personas tenemos valor sólo cuando hay elecciones”

0
7

9Cuando cumple ya su segundo período como concejal de La Serena, el músico y formador de orquestas infantiles, Mauricio Ibacache, renunció a las filas de la Unión Demócrata Independiente (UDI). Siendo el concejal más votado de la Alianza en las elecciones municipales de 2012, y con declarado interés en postular a la alcaldía de la ciudad, la noticia implicó una nueva pérdida para las ya mermadas fuerzas de la oposición en la Región de Coquimbo.

-¿Cuál es la razón de su salida?

Para nadie es un misterio que tuve puntos de vista distintos de la directiva de la UDI, no solamente con la actual, con la anterior también planteé el tema de no encontrar espacios para el debate, para democratizar más el estilo de hacer política y aunar criterios con respecto a los apoyos, que son tan importantes cuando uno es concejal. Ser concejal es, tal vez, el puesto más sacrificado dentro del mundo político, porque somos el nexo directo entre la comunidad, el alcalde y las demás autoridades. Para eso se necesita un respaldo. Yo no hablo tanto de recursos económicos, sino respaldo político cuando uno pone temas en el tapete.

Yo no me siento acompañado. Me voy a quedar con el lindo recuerdo de mi amigo, el vicerrector de Inacap, Sergio Gahona, porque al diputado no lo veo. No lo veo, ni lo siento, ni hay feelingcon él.

No puedo seguir en un lugar donde las personas tenemos valor solamente cuando hay elecciones y servimos de trampolín a otros. Yo sé que la política es sin llorar, por lo tanto, no estoy llorando, ya me fui de la UDI. Esto de ser independiente me da más libertad y también muestra lo que he estado haciendo todo este tiempo, en una soledad absoluta.

Tomo algunas palabras del presidente regional (de la UDI, Juan Carlos Aguirre), que dice que esto no tiene mucha importancia para ellos, y creo que dio en el clavo. No tiene importancia mi salida.

No se hace un trabajo por los concejales, ni la directiva ni el diputado, nadie, y por lo tanto creo que el camino más correcto es que yo me independice. Voy a cumplir hasta el último día mi mandato de concejal. Cuando no hay equipo no se puede trabajar, y cuando uno trabaja solo, es mejor seguir solo.

 

-¿Hubo algún momento en que la relación fuera distinta?

Al principio. Alcancé a trabajar en algunas oportunidades con la juventud.

Pero en la campaña en que saqué la mayoría en la Alianza, trabajé con un equipo de amigos, no de la UDI. Probablemente la UDI gestionó recursos, y de eso estoy agradecido. Pero no hay un trabajo ideológico, no basta con las consignas, decir “UDI Popular”, ¿por qué es popular?

Probablemente, mi estilo frontal y mi tabla valórica es muy distinta a muchos militantes más profundizados en la UDI, yo soy muchísimo más liberal.

-Usted siempre fue un personaje atípico dentro de la UDI. ¿Acaso cuando ingresó no le generó problemas?

No, porque cuando esas cosas se respetan, bien. Pero me jugó en contra con muchas personas que son de piel UDI. Ahí es donde hay que tener cuidado: hay muchos UDI que se han separado y vuelto a casar, y dicen “no al divorcio”. El mundo de las opciones sexuales, me pregunto si en la UDI no habrá nadie con opciones distintas…

-Pero esas cosas se sabían cuando entró al partido, no son de ahora nada más.

Pero a mí cuando se me aceptó fue tal como soy. Yo respeto todas las visiones, trabajo con el mundo alternativo, con los artistas, con la cultura. ¿Quién me sigue con el tema del Teatro Regional, con la restricción vehicular, con un centro oncológico para el Hospital de La Serena, con la lucha que estoy dando porque se mejoren las condiciones para las educadoras de párvulos, que es ahí donde empieza la educación del niño?

Yo no siento un respaldo institucional. No digo que todas las cosas que diga son verdades, pero tenemos que ponernos las pilas. Es mucho verso, mucho cuento y poca acción.

Esta soledad no es que me ahogó, sino que me hizo abrir los ojos: estoy solo, no hay visos de cambio y de verdad lamento mucho que con el diputado en un año nos hayamos juntado máximo dos veces.

-¿Usted le advirtió al diputado Gahona de su renuncia por anticipado?

Yo me reuní con él luego de ocho meses de no habernos visto, y eso es mucho tiempo para una ciudad tan chica como La Serena. En el fondo, le dije que me sentía mucho más lejos dentro de la UDI que fuera.

-¿Diría que la situación por la cual usted pasó dentro de la UDI es particular de Mauricio Ibacache o que es más bien un estado generalizado del partido en la región?

Yo no puedo hablar por Ricardo Rojas (el otro concejal del partido en el Concejo Comunal de La Serena), pero sí lo veo a él en los concejos, hemos viajado juntos a perfeccionarnos en muchos temas y probablemente él va a responder lo mismo, que no tiene muchos nexos con el partido en cuanto a apoyo. Se ha dado con los concejales del partido que salimos en La Serena, que tuvimos una votación bastante alta, que se nos ha dejado de lado.

Además que, siendo bien sincero, no hay ninguna sede donde se pueda convocar la gente, eso dificulta más. Yo soy un tipo frontal, pero respetuoso, y me gusta el debate, democracia, lluvia de ideas, que haya discrepancia; lo más importante es discrepar y después llegar a un consenso, pero aquí ni siquiera da para discrepar.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre