Nuevo seremi: «El MINVU es el corazón de la recuperación económica»

0
155

En la entrevista con Diario La Región, el seremi de
Vivienda y Urbanismo enfatizó que es el área que
más activa debe estar con la ciudadanía.

La vivienda es un punto fuerte para la ciudadanía, del MINVU dependen muchas inversiones en nuevos hogares para las familias de todo el país que aspiran a una casa propia, y más que eso, a una vivienda digna.

En la región de Coquimbo, según los datos del MINVU, hay 70 mil viviendas que requieren mantención y reparaciones, todas ellas informadas por los dueños de estas propiedades, que requieren de subsidios entregados por la entidad gubernamental.

Abel Espinoza, seremi de la cartera, explicó que «estamos ya en la última etapa de gobierno, tenemos solo un año para sacar todos los proyectos comprometidos adelante, estamos trabajando con varios proyectos y comités de vivienda que afortunadamente se han destrabado y empezarán pronto».

«El programa de Fondos Solidarios de Viviendas fue aprobado hace poco, donde el ministerio duplicó la cantidad de cupos que había en un principio, salieron los resultados de los subsidios a la clase media», agrega.

Problemas de vivienda

En la mayoría de los casos son las mismas personas quienes hacen de arquitectos para construir sus casas, acorde a sus necesidades y también cuantas personas van a habitarla. Suele ser que estas construcciones no cuentan con ninguna aprobación de las autoridades por no cumplir ciertos estándares de seguridad o de planificación de terreno, aunque este pertenezca al dueño del inmueble.

Ante esto, Espinoza señala «entendiendo que la vivienda no cumple con la habitabilidad, ni materialidad, tampoco norma de construcción y significa un riesgo de seguridad para la familia, ellos pueden postular a un subsidio de construcción en sitio propio cuando ellos son dueños de un terreno, deben presentar un decreto de demolición, el subsidio les permite construir en el mismo terreno, pero con las condiciones aptas, con acceso a agua potable, alcantarillado y luz. Con ello entregar un hogar digno y habitable para la familia».

«Si la condicionante ‘Terreno’ no es la ideal en la construcción, que suele ser ‘Zona de Riesgo’, se busca que las familias se integren a un comité de vivienda que les permita ir a un lugar que sea bien habitable y bien ubicada, y con otras familias, dándole las condiciones dignas para residir», mencionó.

Construcción de viviendas

«El plan regulador es muy relevante, nos permite saber dónde se deben construir viviendas, o son sectores mixtos, y también la zona de riesgo donde hay ciertas restricciones, en ese caso se debe hacer una obra de mitigación de por medio. Los planes fueron actualizados, el de La Serena era del 2004 y el de Coquimbo de 1984, esa planificación no estaba acorde a la situación actual. El 2019, el plan de Coquimbo fue actualizado y el de La Serena fue aprobado el 2020; ahora, tenemos claridad de hacia dónde deben desarrollarse las ciudades», aseveró.

«El plan regulador formaliza vías de evacuación, a través del SERVIU debimos expropiar ciertos terrenos para implementarlas, señalizándolas, limpiando la vía y poniendo iluminación. La inversión la hizo el MINVU, hay alrededor de 27 puntos en La Serena y Coquimbo, Tongoy también tiene vías en ejecución», dijo.

Déficit

«En la región de Coquimbo no todos tienen los recursos para hacer la mantención de esas viviendas, entonces hay un deterioro progresivo que lo ajustamos en un 25%, es decir, hay 70 mil viviendas con un déficit cualitativo que requieren reparaciones y mantención para alargar su vida útil. Suelen ser los adultos mayores los que postulan a estos proyectos o personas con discapacidad, desde que nace el programa de mejoramiento de vivienda en 2006 lo hemos visto todo este tiempo, en la región son más de 3.000 subsidios al año», señaló.

«Hay un déficit de 16.000 viviendas, como gobierno nos planteamos, como mínimo, dar solución a la mitad; vamos bien encaminados, hemos avanzado en ese sentido, pero no debemos quedarnos en solo cumplir la meta, debemos avanzar en dar solución a las familias», expresó Espinoza.

Subsidios

«El subsidio de arriendo es una solución a corto plazo, las familias postulan para poder arrendar una vivienda en buenas condiciones, y es donde la persona paga una parte del arriendo y el subsidio la otra, eso permite que la familia junte los recursos, ahorrar para una vivienda definitiva», explicó el seremi con respecto a los que solicitan este subsidio.

«Hay ciertos requisitos para poder acceder a beneficios del MINVU, como el Registro Social de Hogares, cuantas personas viven en el hogar, todo eso suma puntaje para que accedan a un subsidio. De ganar el subsidio, pueden integrarlo a un programa de integración social o comprar una vivienda, y una vez que se aplica en una vivienda nueva o usada, lo que faltaría sería que el SERVIU escriture y la propiedad ya es suya», señaló Espinoza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre