Onemi aclara cifras sobre reparto de cajas de alimentos y deslinda responsabilidades por pérdidas

0
12

onemiUn total de 10.810 cajas de alimentos ha entregado la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) en la región, a partir del terremoto y maremoto del 16 de septiembre. Sus destinatarios han sido 11 municipalidades y la Gobernación Provincial de Choapa, de acuerdo con los requerimientos señalados por sus respectivas autoridades. El reparto en el terreno es de completa responsabilidad de tales instituciones, por lo que el presunto extravío de algunas de estas cajas sería tema absolutamente propio de esas entidades.
Así lo puntualizó el director regional de la Onemi, Rubén Contador, quien declaró no conocer antecedentes con respecto a la presunta pérdida de alrededor de 200 cajas de ayuda en la comuna de Coquimbo, las que fueron despachadas por el municipio hacia la localidad de Tongoy, sin que fueran recibidas.
El personero detalló las cifras de entrega de cajas por parte de Onemi:
3.550 al municipio de Coquimbo, 346 a La Serena, 11 a Paihuano, 327 a Combarbalá, 250 a Monte Patria, 20 a Punitaqui, 250 a Río Hurtado; 2.080 a Illapel, 2.370 a Canela, 250 a Los Vilos y 356 a Salamanca. A lo anterior se suman otras 1.000 cajas proporcionadas en forma complementaria a la Gobernación Provincial de Choapa.
Todas estas entregas se efectuaron de acuerdo con un protocolo: “Los requerimientos son levantados por las respectivas municipalidades, a través de un informe Alfa, y consolidadas por los directores provinciales de Protección Civil. Nosotros los enviamos al nivel nacional de Onemi, para la petición respectiva. Solicitamos que se remitan adjuntas las fichas FIBE (Ficha Básica de Emergencia); por cada caja de alimento la municipalidad acredita con una ficha”, indicó.
Según Contador, la distribución corresponde completamente a los municipios y gobernaciones que solicitan la ayuda. “Si hubo un extravío o sustracción, yo no tengo información oficial. Lo único que sé es lo que se ha sabido a través de los medios de comunicación social”, agregó.
Además, manifestó que el organismo de emergencias carece de toda facultad para controlar o fiscalizar el reparto a los beneficiarios. “Yo actúo en base a la fe pública, si un alcalde o un director comunal de emergencia me dice que necesita 10 mil cajas para entregar en un sector, nosotros hacemos fe y se las entregamos. Es responsabilidad de él si deriva a otra instancia”, dijo.
Rubén Contador explicó que a la fecha se han construido 384 viviendas de emergencia, de un total de 899 que se distribuirán en la región para los damnificados.
La Onemi está empeñada en cumplir la meta de repartir todo el stock solicitado dentro de lo que resta del mes . En cambio la construcción, que está a cargo del Ejército y los municipios, podría tardar hasta abril, indica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre