Otra prueba de fuego

0
9

DEPORTESUna semana de incertidumbre, respecto a donde se jugaría finalmente el partido ante Unión San Felipe, vivió Coquimbo Unido, equipo que ayer por la tarde se trasladó a la Quinta Región ilusionado por sumar en calidad de visitante.

El partido fue programado definitivamente en el Valle del Aconcagua después de las tratativas que realizó la directiva del equipo local con los dirigentes sindicales de ASEMUCH, entidad que por su huelga estaba impidiendo el desarrollo del encuentro en ese lugar.

Quien nunca tuvo dudas en el elenco pirata fue el técnico Carlos Rojas, que decidió mandar a la cancha al mismo equipo que derrotó la semana pasada a San Luis en el Francisco Sánchez Rumoroso, es decir, mantuvo a Carlos Espinoza en el arco y al paraguayo Cristhian Ledesma en el ataque.

La de idea de los aurinegros es seguir con su objetivo principal en el presente torneo: acortar distancia con el puntero que hoy lo sobrepasa en 6 unidades y escalar en la tabla de posiciones.

“Dentro de todo fue una semana tranquila, haberle restado puntos a San Luis era nuestro objetivo en el partido anterior y se dio, se jugó bien y se ganó en el último minuto que motiva más todavía. Ahora vamos con la confianza de que también podemos sacar resultados afuera”, señaló el meta Carlos Espinoza, antes de emprender rumbo a la Quinta Región.

El “Shrek”, quien cumplió una buena actuación en su primer partido por el campeonato con la camiseta aurinegra, dijo que el duelo frente a los aconcagüinos es “complicado porque se trata de un equipo que en casa se hace fuerte, juegan en una cancha pequeña que no está en muy buenas condiciones y cuesta hacer fútbol. Lo bueno es que entrenamos durante la semana en una cancha que es similar a la de San Felipe y esperamos que no nos cueste tanto adaptarnos”.

El portero agregó que “los encuentros que jugaremos de aquí en adelante son verdaderas finales. Ya cuando estás a pocos puntos del puntero o puedes alcanzar a los que están arriba tuyo, vives de otra forma los partidos. Yo creo que van a ser más ajustados, de vida o muerte y hay que enfrentarlos con concentración y la tranquilidad necesaria”.

Por último, Espinoza argumentó que la clave en esta parte del torneo será confiar en las capacidades del plantel. “Tenemos que confiar en lo nuestro, en la clase de jugadores que somos y el plantel que tenemos. Mientras nos metamos en la cabeza eso, que somos buenos jugadores, un buen grupo y que podemos hacer frente a cualquier equipo, confiamos en nosotros mismos vamos a obtener más resultados positivos que negativos”.

Con esa mentalidad Coquimbo Unido espera el duelo ante los sanfelipeños que se jugará hoy a las 16:00 horas, en el estadio Municipal de San Felipe, sin televisión.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre