Para Jorge Hurtado el tema de la Cruz no ha terminado: «Es una acción horrorosa y una imprudencia gigante»

0
70

Bien guardados en el baúl de los recuerdos, para algunos, quedaron los nombres de Bernardino Piñera y de la hermana Gregoria Cicarelli. Porque ahora el nombre de la plaza que se ubica al interior de la Cruz del Tercer Milenio se pasará a llamar «Nueva Esperanza», quedando así establecido en el concejo del día jueves.

La noticia aquel día graficó, ni más ni menos, una superioridad incontrarrestable que no admitió ni la más mínima duda acerca de quién había resultado ganador: La opción A, que era cambiar el nombre. Y eso, por razones obvias, enfadó al ex concejal de La Serena y secretario ejecutivo de la Fundación Cruz del Tercer Milenio, Jorge Hurtado.

Pero su molestia, dice, fue más por la acción de dejar establecido con esta determinación que monseñor Bernardino Piñera es un encubridor de los delitos sexuales perpetrados por Francisco José Cox en el arzobispado de La Serena en los años ochenta y noventa.

Por lo mismo, «el que haya sido una plaza, una calle, un monumento, da lo mismo, porque lo que importa acá fue el hecho», acusa. En su tono de voz deja escuchar incomodidad y algo de fastidio por lo que, a su juicio, «es una acción horrorosa y una imprudencia gigante…».

Cuenta que «he recibido una serie de llamados de destacados políticos y vecinos, pero particularmente de destacados democratacristianos, que encontraban horrorosa la manera en la que el alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, ha llevado esta situación al límite y que a todas luces es incomprensible».

Por ello, «reitero que Marcelo Pereira está difamando, está acusando a Bernardino Piñera de ser un encubridor de actos de connotación sexual y, por lo tanto, él tiene que responder ante las instancias que corresponden, tiene que responder sus afirmaciones a donde en este país se llevan, que es ante la justicia…».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre