Penta y Piñera, las dos pesadillas que tienen al hombre que lidera el proyecto Dominga sin dormir

0
11

ivan garridoYa hace un par de años el proyecto vivió un complejo escenario, después que se descubrieran los pagos realizados por el grupo Penta a quien fuera subsecretario de Minería de Piñera, Pablo Wagner.
El nuevo escándalo (informado por Bio BIo anteayer) se desata justo en el momento en que el proyecto está a punto de conocer la aprobación o rechazo de su estudio de impacto ambiental, que comenzó hace más de tres años, y por el cual ha desembolsado sobre los 240 millones de dólares. La inversión total será de de US$ 2.500 millones y ocurriría en momentos en que la inversión lleva tres años en picada. El plazo se cumple este 14 de marzo.
“Este, por lo tanto, era el momento para tergiversar la realidad, para presentarlo como un proyecto corrupto”, precisa Garrido, padre del proyecto minero, que está situado en la localidad de La Higuera.

-¿Por qué nunca se dio a conocer que Piñera tenía hasta 2010 participación en Minera Dominga?
-Porque ni Sebastián Piñera ni la familia, a través de sus instrumentos de inversión, han sido inversionistas en Andes Iron SPA, el que yo dirijo hoy día.
-¿Usted está descartando entonces la participación de Minera Activa Uno Spa y del fondo de inversión privado Mediterráneo en el proyecto minero?
-En el fondo, hay un antes y después. Con modelos de negocios completamente distintos. Al que hace referencia el reportaje de la Radio Bío Bío trata sobre una inversión liderada por la corredora LarrainVial, integrada por 31 accionistas. De ese grupo era inversionista la familia Piñera. Este vehículo de inversión privada de alto riesgo vendió su participación y ahí lo compró la familia Délano y Garcés y, así, creamos Andes Iron SPA, sociedad que ha hecho todo el trabajo de exploración avanzada y la interacción con el Estado, a través de la tramitación de permisos ambientales o concesiones marítimas. Es decir, hoy ningún instrumento de inversión de la familia de Piñera es parte de Andes Iron.

-¿Pero por qué se vincula entonces el fondo de inversión Mediterráneo de la familia Piñera con el proyecto?
-El por qué es evidente… Hay un candidato a la Presidencia. Pero el dato duro que no muestran es que el fondo de inversión de la familia Piñera tenía inversiones en el fondo de LarrainVial.

-El fondo de LarrainVial tenía el control de 33%.
-Es verdad que quien más tiene acciones de una compañía, la controla. Si bien ahora soy gerente de Andes Iron, yo era parte de la administradora de ese fondo y, además, el gerente general. Nosotros definimos que una de las condiciones para invertir era que ellos tenían que ser pasivos. Es decir, había dos series de acciones. La “A” elegía solo a tres directores, donde ellos ahí tenían el 33%, dentro de 31 accionistas. Nosotros, por otro lado, Minería Activa, teníamos otros tres accionistas y proponíamos al gerente general. El modelo de negocio era de exploración temprana de alto riesgo, que tenía una cartera de 10 o 15 proyectos y uno de ellos era Dominga.

-Independientemente del vehículo de inversión, ya sea fondo LarrainVial o Andes Iron, ¿por qué nunca se supo que Piñera estuvo metido en esto?
-A nosotros no nos corresponde, porque Andes Iron le compró al fondo LarrainVial, donde la familia Piñera era accionista. Ese es un asunto de conflicto de interés de un Jefe de Estado y nosotros no nos vamos a referir a eso. Pero como proyecto minero nunca fuimos socios de Piñera en Andes Iron, quien controla el proyecto Dominga. No nos corresponde hablar de quién era el dueño anterior, porque tendríamos que hablar de los 31 accionistas.

-Usted es el padre del proyecto minero. En ese marco, ¿en 2010 estaba al tanto de que el entonces Presidente Sebastián Piñera era parte de los accionistas de Minera Dominga?
-Estaba la familia, a través del fondo Mediterráneo. Lo que yo sé es que conozco a Nicolás Noguera y a ese fondo, y con ellos interactuaba. Así como lo hacía con los otros accionistas privados.

-¿En ese tiempo habló con Noguera de la situación de la termoeléctrica de Barrancones para impulsar el proyecto de Minera Dominga?
-Fue al revés. Hubo una resolución de calificación ambiental aprobada por la institucionalidad medioambiental del país y lo que hizo el Presidente fue destruir la institucionalidad medioambiental. En nuestra opinión, eso afecta de manera profunda la democracia y las instituciones, así como el crecimiento de un país. Fue completamente contrario a mi gusto, lo encontrábamos arbitrario y destruye valor. En ese momento no sabíamos el valor económico que tendría el proyecto de Minera Dominga. En ese contexto, botar Barrancones nos representaba destruir el valor de Minera Dominga, que estaba en el mismo territorio.

-Bío Bío desliza que Piñera habría bloqueado el proyecto Barrancones para darle el espacio a la Minera Dominga y, así, no tuviera problemas de que le aprobasen los permisos ambientales.
-Eso es hablar desde la ignorancia. Desde el punto (de vista) de la exploración temprana minera, que es lo que conozco, eso destruye valor. Si cualquier accionista hubiera querido hacer una acción, para hacerse una buena pasada, era cosa de aprobar una termoeléctrica y no pringar una zona donde sería muy difícil conseguir un permiso como el proyecto Dominga, cuyo mineral estaba ahí. La tesis de Radio Bío Bío es contraintuitiva, desde el punto (de vista) del negocio.( Vesión completa El Mostrador.cl)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre