Piden que casa que fue centro de torturas pase a ser Monumento Nacional

0
252

Varias fueron las actividades que se realizaron el día de ayer para conmemorar los 45 años del paso de la Caravana de la Muerte por la Región de Coquimbo, dejando un saldo de 15 personas ejecutadas, entre ellas el músico Jorge Peña Hen.

Una de ellas, la más simbólica, era realizar una misa o ceremonia en el lugar donde fueron ejecutados los familiares, previa carta solicitando el permiso al Regimiento el día 9 de octubre, pero que finalmente fue negado, «ya que las instalaciones del regimiento N°21 Coquimbo corresponden a un recinto militar, destinado a la instrucción y entrenamiento personal militar, calificación de la que derivan importantes restricciones en relación al acceso personal civil…», reza la respuesta entregada desde el Regimiento a la Corporación 16 de Octubre de La Serena.

Por lo mismo, había molestia. «Lo que nos preguntamos en realidad es que no estábamos pidiendo nada tan complicado, sino que hacer una misa a nuestros ejecutados en ese lugar», dijo Marlyn Alcayaga, miembro de la Corporación 16 de Octubre e hija de Carlos Alcayaga, ejecutado político.

Agregó que «no pedíamos hacerles una charla, sino que una misa, por eso estamos molestos, ya que desde nuestra perspectiva como familiares, tenemos todo el derecho de poder realizar una misa en el lugar donde ellos fueron ejecutados. Es más. Hace unos días se le hizo un homenaje a Miguel Krassnoff Martchenko -condenado a más de 600 años de cárcel de condenas por violaciones a derechos humanos- dentro de la Escuela Militar, donde no creo que se haya presentado en la oportunidad, sino que fue algo planeado dentro del Ejército. Entonces no hay una comparación. El respeto no existe, siguen ellos con su política de asesinos».

Aunque no pudieron hacer la misa, de igual manera realizaron una ceremonia, en donde fue quemada la bandera de los Estados Unidos, ya que «nuestro objetivo era recorrer por dónde el camión entró con nuestros familiares e hicimos una ceremonia en la puerta, momento en que se quemó la bandera en repudio y en respuesta hacia la agresión de los Estados Unidos, que fue parte del Golpe Militar. Es tan responsable del Golpe en Chile y de los golpes de Estados que hubo en Latinoamérica, así que en ese contexto nace la idea de quemar la bandera», sostuvo Marlyn.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre