Políticos de la zona expresan su reacción tras renuncia de Víctor Pérez al Ministerio del Interior

0
39

El intendente Pablo Herman lamentó el hecho, lo mismo que el presidente regional de la UDI, Oscar Tapia. Ahora en caso de ser aprobada en la Cámara Alta, quedaría inhabilitado para ejercer cargos públicos por cinco años

No alcanzó a cumplir los cien días en el cargo. Porque ayer, y después que se declarara admisible la acusación constitucional en su contra, por 80 votos a favor, 74 en contra y 1 abstención, Víctor Pérez renunció al cargo de ministro del Interior.

Desde el Congreso y acompañado por los diputados de Chile Vamos, Pérez anunció que «hemos sido testigos de un debate que está absolutamente resuelto hace -no sé si- días o algunas horas. En el debate de hoy (ayer) había una decisión política de causarle agravio y daño al Gobierno, más allá de una persona o de lo personal como ministro del Interior».
Los diputados acusadores «jamás se refirieron a la acusación y por lo tanto no hay ningún fundamento», sostuvo Pérez.

El primero en democracia

En la región, la renuncia del ahora exministro -el primero del Interior activo que ha enfrentado este proceso desde el retorno a la democracia- fue tomada por las autoridades oficialistas locales como «un gran daño a la democracia», dijo el intendente Pablo Herman.
Lo acontecido en el Congreso, y que de ser aprobada en la Cámara Alta dejará a Pérez inhabilitado para ejercer cargos públicos por cinco años, «en nada contribuye al clima de cambio que debemos promover para realizar las transformaciones que Chile necesita», sostuvo.

Por lo mismo, comentó que «aquí primó la mezquindad política y la injusticia, por sobre el diálogo y el respeto a las instituciones. Lo que hoy (ayer) vimos fue un nuevo espectáculo de la oposición que, al parecer, se ha quedado sin ideas y no quiere participar de un buen debate político, preocupándose más de sus ganancias políticas que del bienestar y de los cambios que nos pide la sociedad que hagamos con urgencia».

El presidente regional de la UDI, Oscar Tapia, afirmó que todo esto «es una maniobra política vergonzosa, donde la izquierda más radical se ha tomado el Congreso con actos que demuestran un claro aprovechamiento político, que no colaboran en nada con el ambiente de unidad y diálogo que está pidiendo la ciudadanía».

A Pérez no sólo se le imputa no haber aplicado el principio de igualdad ante la ley en el marco del paro de camioneros y una diferencia en el trato respecto a las manifestaciones mapuche en La Araucanía, sino que también no ejercer control jerárquico sobre Carabineros, a raíz del caso del joven de 16 años que fue lanzado al río Mapocho por Carabineros en el contexto de una manifestación el pasado 2 de octubre.

No fue sorpresiva

En la oposición, el diputado PS Raúl Saldívar señaló que tal como se esperaba «la acusación constitucional en contra del ministro del Interior se aprobó, se consiguieron los votos para tales efectos, y la verdad que no fue sorpresiva. Sí lo fue su súbita renuncia, que habiéndose aprobado la acusación constitucional en la Cámara de Diputados, en su condición de admisibilidad, ahora esta pasa al Senado para que ahí se entre al fondo del asunto y se resuelva el destino del ministro».

Sin embargo, cuenta que «es importante saber que el tema sigue su trámite y, por lo tanto, el Senado tendrá que votar aun ante el ministro renunciado. Lo que no ocurrirá es que sea destituido, no obstante si en el proceso de la acusación es acusado y responsable de los temas que se le imputan, evidentemente que quedará inhabilitado para cumplir cargos públicos por el periodo de cinco años, por lo que no está absolutamente libre de sanción ante sus eventuales futuras funciones en el servicio público».

En la sala, el diputado Matías Walker indicó que «la paralización de camioneros no fue un acto pacífico y el ministro lo sabe, porque él promovió la Ley Antibarricadas, que sanciona hechos ocurridos durante protesta».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre