Productos antialérgicos aumentan sus ventas en 70% promedio

0
39

El principal factor que incide en esta «maldita» primavera está relacionado con el polen que generan las flores, polvillo en el aire y las pelusas generadas por el árbol denominado «plátano oriental», que en estas fechas comienza su proceso de germinación y bota millones de pequeñas partículas al viento.

Septiembre es el mes de las Fiestas Patrias,la Pampilla, la llegada de esperada primavera y, para algunos, de las insoportables alegrías. Mientras que una gran parte de la población disfruta con ver el florecimiento de árboles, plantas y flores otro grupo comienza con un verdadero suplicio, estar con romadizo, la nariz roja y los ojos siempre lagrimeando por culpa de esta «maldita» primavera.

El principal factor que incide en este verdadero boom de alergias lo genera el denominado árbol «plátano oriental» que en estas fechas comienza su proceso de germinación y bota al viento millones de pelusas las que son respiradas por todos, pero para algunos son su perdición. Pañuelos, cremas, jarabes y cápsulas son el arsenal que deben andar trayendo en sus bolsos y carteras. Otro grupo lo compone el polen de las flores y el polvillo.

Esto se traduce en una compra permanente y constante de cápsulas y jarabes durante los meses de septiembre, octubre y noviembre; con desembolsos que fácilmente pueden llegar a un promedio de los $40 mil si se trata de una alergia de largo aliento.

Las principales farmacias tienen un respaldo permanente de antialérgicos en sus bodegas para enfrentar este periodo de aumento de esta enfermedad y señalan que en un promedio las ventas pueden aumentar perfectamente en un 50% respecto al resto del año.

Abraham Olivares, vendedor de la farmacia Oriente, una de las pocas de barrio que queda en el centro deLa Serena, indicó que «todo va a depender qué es lo que recete el doctor, si es con receta o sin receta, en cápsulas o en jarabe. Pero nosotros perfectamente duplicamos las ventas de los antialérgicos en un 100%».

Los precios de los productos pueden ir desde los $200 que cuesta una caja con 20 comprimidos de clorfenamina hasta los casi $8.000 que cuesta un jarabe de marca Zival, con una grama de precios intermedios y productos y marcas.

En tanto que Francisco Arias, químico farmacéutico y encargado dela Farmacia Simique está frente aLa Recova, señaló que específicamente en este local las ventas aumentaron en un 40 %, «ya tenemos considerado esta enfermedad dentro de nuestro stock de productos y nos seguimos reforzando hasta ya finalizado el mes de noviembre que es cuando disminuye la demanda de estos productos». Señaló que el producto más vendido en este local es la clorfenamina, «por su precio y principalmente porque se puede comprar sin recetas médicas».

En tanto que en una de las farmacias que representa a las denominadas de «cadenas grandes», también concuerdan con el aumento en las ventas respecto de otras fechas del año con alzas de un 50% sobre este tipo de productos. Ramberto López, encargado de la farmacia Salco Brand de calle Cordovez con O`Higgins en La Serena, afirmó que «el stock se refuerza en esta temporada, pero la venta dependerá de lo que recete el médico ya que hay productos que traen corticoides y que solo pueden ser vendidos con receta. Pero tenemos un claro aumento en las ventas y es permanente durante estos meses, desde comienzos de septiembre hasta finales o principios de diciembre».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre