Profesionales de la UCN capacitan en primeros auxilios y prevención del coronavirus a vecinos de Guayacán.

0
32

Gracias a una iniciativa conjunta con el Municipio de Coquimbo, desde el mes de junio un grupo de vecinos participa semanalmente en clases online impartidas por la carrera de Enfermería de la Universidad Católica del Norte.

Más de 10 sesiones online durante los últimos meses han dictado profesionales de la UCN encabezadas por Priscila Argandoña Gálvez, Jefa de Carrera de Enfermería de la Facultad de Medicina, y Valentina Guajardo, docente de Enfermería e integrante del Departamento de Ciencias Biomédicas de la UCN, a un grupo de 20 vecinos del sector de Guayacán, quienes, motivados por el autocuidado y la prevención de contagio de Covid-19, han participado y se han comprometido con el desarrollo del programa.

Si bien el proyecto inicial estaba destinado sólo a adultos mayores, se extendió a los vecinos de Guayacán mayores de 18 años, quienes participaron en clases online todos los días miércoles y viernes desde las 17 a 18 horas.

Para el Alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, “el acuerdo con la carrera de Enfermería ha sido fundamental para que los vecinos puedan acceder a este curso. Creemos que la Universidad Católica del Norte tiene una misión y qué mejor que cumplirla con sus vecinos. Queremos que Guayacán mire a la UCN y que la UCN mire a sus vecinos de Guayacán y qué mejor que hacerlo con acciones concretas en beneficio de los hombres y mujeres de este sector tan cercano”.

Gracias a este trabajo conjunto y a través de presentaciones por Zoom se entregaron conocimientos de primeros auxilios y sobre “la importancia del distanciamiento social, el correcto lavado de manos, la desinfección de superficies, los riesgos de intoxicación por cloro que han aumentado. Quisimos transmitirles tips que puedan implementar en sus hogares de forma sencilla, aterrizar los contenidos sin muchos tecnicismos”, explica Priscila Argandoña.

“Ojalá sigamos adelante y nos volvamos a reunir”

Respecto a los participantes y su motivación, Iván Carraset, vecino del sector, cuenta que su hermano está postrado y “además me hago cargo de los cuidados a mi madre porque tiene diabetes, entonces aprender de autocuidado con ellos y poder darle yo los primeros auxilios fue una motivación para participar”.

María Angélica Espinace manifiesta que “todo lo que nos enseñaron fue excelente, ahora por ejemplo ante un accidente vascular o un problema respiratorio sé lo que tengo que hacer o cómo ayudar”.

Para Humberto Valenzuela, “mi motivación es tener esta herramienta para poder socorrerlos, a mi mamá de 80 y mi hijo de 14 años en caso de alguna emergencia. Ha sido muy enriquecedor, lo han hecho con mucha pasión y mucho cariño, se nota el profesionalismo. Ojalá sigamos adelante y nos volvamos a reunir en otras instancias”

En este sentido, Valentina Guajardo Rivas, docente de Enfermería, destaca la buena organización del trabajo: “A través de pruebas de diagnóstico iniciales y durante el programa, nos dimos cuenta que los participantes habían adquirido los conocimientos, el grupo que preservó siempre se mantuvo en contacto, siempre participaron, eso se agradece a la comunidad por la continuidad en el tiempo, y frente a eso nosotros decidimos continuar el proyecto el segundo semestre”.

“Nuestro fin último es favorecer la calidad de vida de las personas y empoderarlos en torno a su autocuidado”

La jefa de carrera de Enfermería UCN destaca la relación de confianza que surgió gracias a esta iniciativa de salud “una relación bidireccional donde tanto nosotros como ellos nos vamos a ver beneficiados de esta alianza, para principalmente la promoción de la salud de los individuos, de la comunidad, y que va a tener un impacto también a nivel de sociedad”

Para la profesional de la salud, es necesario mantener esta relación en el tiempo, “vamos a ir creciendo en una relación estratégica, involucrando a más participantes, también a los estudiantes de nuestra carrera, lo que va a hacer que el aporte que hagamos a la salud de las personas tenga un mayor impacto, creemos que esta relación va a ir creciendo y fortaleciéndose con el tiempo”, sostiene.

Para ello se plantean un trabajo concreto, que da cuenta de 3 etapas, una primera de acercamiento a través de estos talleres que responden a la solicitud de los vecinos, una segunda instancia será la implementación de entrevistas de salud con la participación de estudiantes –no se descartan entrevistas online-, y finalmente una tercera etapa con resultados de encuestas y diagnóstico, que van a generar nuevas acciones de prevención y promoción de salud que permitan fortalecer el lazo.

“Nuestro fin último es favorecer la calidad de vida de las personas y empoderarlos en torno a su autocuidado”, finaliza Priscila Argandoña, jefa de carrera de Enfermería de la UCN.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre