A propósito de grandes hallazgos arqueológicos buscan prevenir el tráfico de fósiles en la región

0
10

8En septiembre del año pasado, mientras se avanzaba en la construcción de la doble vía La Serena- Vallenar, se produjo uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de la región. Por esta razón el Consejo de Monumentos Nacionales busca informar a la ciudadanía sobre lo que se debe hacer en caso de encontrar fósiles, osamentas, vasijas, cerámicas, puntas de flechas u objetos de más de 50 años de antigüedad, debido a que el territorio es sensible a este tipo de hallazgos.
Daniela Herrera es la Coordinadora Regional del Consejo de Monumentos Nacionales. También es la encargada de difundir esta campaña para dar a conocer los procedimientos adecuados en caso de encontrar este tipo de descubrimientos comunes en la zona, prueba de ello es el reciente hallazgo en El Olivar, donde investigadores dan cuenta de una cultura prehispánica de más de 700 años de historia.

Procedimiento

«Cuando uno encuentra un objeto, lo que hay que hacer es tomar una fotografía, dejar ojalá una georreferencia (localización del hallazgo), lo cual es muy fácil con el celular tomar estos puntos exactos para después dar aviso a Carabineros, al Consejo de Monumentos Nacionales o la Gobernación», explicó Daniela Herrera.
Los hallazgos fósiles están protegidos por la Ley 17.288, la cual establece en el Artículo 1° que son monumentos nacionales y quedan bajo la tuición y protección del Estado, los lugares, ruinas, construcciones u objetos de carácter histórico o artístico; los enterratorios o cementerios u otros restos de los aborígenes, las piezas u objetos antropo-arqueológicos, paleontológicos o de formación natural, que existan bajo o sobre la superficie del territorio nacional o en la plataforma submarina de sus aguas jurisdiccionales y cuya conservación interesa a la historia, al arte o a la ciencia.

Multas y penas

El Título X de la normativa señala que la apropiación indebida u usurpación constituye un delito, lo cual es castigado con una multa de cincuenta a doscientas UTM y además de una pena de presidio menor en sus grados mínimos a máximos.
«Hay que dejar los objetos en el lugar, no hay que tomarlos o llevarlos, porque de lo contrario pasa a ser tráfico ilícito. La región es una zona muy sensible, pues tenemos poblados completos que están sobre poblados arqueológicos, como La Higuera, Punta de Choros o Coquimbo, donde la mayoría está sobre la formación kit, que es la parte paleontológica, donde uno puede transitar», agregó Herrera.
La importancia de la conservación de estos restos históricos es importante para nuevos descubrimientos y el conocimiento histórico y científico. «Todos esos elementos están protegidos, cuando los turistas se llevan estos hallazgos, se va perdiendo este material, lo que implica que a futuro no podamos hacer grandes descubrimientos en la zona, porque ha sido disgregado», finalizó la coordinadora regional del Consejo de Monumentos Nacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre