Rastreadores y fiscalizadores, la segunda línea para superar la pandemia

0
30

Además del trabajo de la primera línea del personal de salud y de los laboratorios de procesamiento de exámenes de detección, otros protagonistas importantes son el equipo de trazadores y el personal de control y fiscalización que actúa en la calle durante la cuarentena.

Ver a Pantalla Completa

Sabemos que los principales protagonistas están dentro de los hospitales, en la lucha directa para salvar y recuperar a las personas contagiadas con el virus. Allí son más de 12 mil trabajadores del sistema de salud regional, considerando cerca de 1300 médicos.

Pero además de ellos, la estrategia para enfrentar la pandemia se sustenta en la posibilidad de TESTEAR, TRAZAR Y ASILAR.

En el testeo, ya hemos revisado que son siete los laboratorios que se han habilitado en nuestra región, con capacidad (al mes de agosto) para procesar en conjunto cerca de 800 exámenes diarios. En esa línea ha sido fundamental la estrategia de pesquisa activa, en que se sale a buscar a personas a probables lugares más sensibles al contagio. Hoy cerca del 40% de los exámenes corresponden a pesquisa activa, para detectar a tiempo casos sospechosos y casos asintomáticos.

Pero en el otro lado de la moneda está la trazabilidad y el aislamiento de casos, una tarea compleja que implica controlar el complimiento de las medidas de confinamiento en especial en las tres comunas declaradas en cuarentena total. La Serena y Coquimbo desde el miércoles 29 de julio y Ovalle desde el viernes 21 de agosto.

Bajo este prisma, resulta trascendental la labor de fiscalización que desarrollan carabineros y fuerzas armadas que han habilitado puntos de control fijos y móviles en que las personas deben mostrar la autorización de desplazamiento ya sea mediante su permiso temporal o colectivo permanente para labores esenciales. A esta labor se suma personal municipal dentro de sus ámbitos de competencia y los fiscalizadores del servicio de salud Coquimbo.
Según el seremi de salud Alejandro García, en el caso de la conurbación La Serena-Coquimbo, en especial desde la cuarentena se han reforzado las labores de fiscalización en terreno, principalmente en calles, zonas céntricas, ferias libres, supermercados y comercio en general, para revisar que se cumplan las medidas decretadas por la Autoridad Sanitaria. Así es como desde el inicio de la pandemia la Región de Coquimbo ha efectuado más de 94 mil fiscalizaciones y 2.500 sumarios sanitarios. Un trabajo que ha requerido de un reforzamiento constante de los inspectores de salud.

Trazabilidad.
Otro de los ejes claves para mejorar las cifras y poder aislar a las personas contagiadas es el seguimiento y trazabilidad de los contactos directos de las personas con PCR positivo. Para ello, la estrategia ha sido contar con un equipo especial de seguimiento, en un Call Center a cargo de la seremi de salud que en el mes de junio contaba a 21 rastreadores, que en julio aumentó a 40 personas y hoy, en agosto, ya tiene a 66 personas llamando y contactando a los posibles contagiados.

Camila Guianatti es una de las profesionales a cargo de contactar diariamente a casos confirmados de Covid_19 y a sus contactos estrechos. “Cada día podemos realizar entre 10 y 30 llamadas telefónicas. En algunos casos debemos contactar a un caso confirmado para efectuar la entrevista epidemiológica para conocer sus datos personales y laborales, junto con detectar a sus contactos estrechos, a quienes también debemos contactar de manera telefónica o por correo electrónico. Generalmente la recepción es buena, la gente nos pide consejos y apoyo. Nosotros entregamos recomendaciones e instrucciones para realizar de manera efectiva sus cuarentenas y saber si necesitan acudir a una residencia sanitaria”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre