Región de Coquimbo presenta un déficit de más de 16 mil viviendas

0
43

11De acuerdo a los datos del Censo 2017, el déficit de viviendas llegó a 393.613 a nivel nacional. De ellos, 156.587 corresponden a viviendas irrecuperables, ya sea por tipo o materialidad. Otros 143.196 son hogares allegados, y 93.830 son núcleos familiares allegados, independientes económicamente y que presentan hacinamiento.

En la Región de Coquimbo se necesitan 16.421 viviendas nuevas. De esta cifra, 7.855 requerimientos corresponden a viviendas irrecuperables, 5.102 son hogares allegados, y 3.554 son núcleos allegados con independencia económica, en condiciones de hacinamiento. El mayor número de requerimientos lo presentan las comunas de La Serena, Coquimbo y Ovalle.

Para conocer más sobre esta situación LA REGIÓN conversó el seremi de Vivienda y Urbanismo Hernán Pizarro, quien aclaró que «no tenemos información de la calidad de la viviendas, solamente de la cuantía».

«El déficit habitacional, si bien ha bajado, que es una buena noticia, está costando un poco más cuando vas afinando la puntería, si nos vamos a la región, que es lo que nos importa, tenemos un déficit habitacional que bajó de 23 mil viviendas que teníamos, hoy tenemos 16 mil, que si lo miramos decimos bien, excelente, porque hemos bajado más de 6 mil viviendas de déficit, pero estamos hablando en un horizonte de 15 años, que es dinámico» agregó la autoridad.

Una de las causas del déficit de vivienda tiene directa relación con la banca, según Pizarro hoy en día cuesta más acceder a un crédito hipotecario, «el programa DS-49, que es el fondo solidario, tienes tu ahorro, la ley dice mínimo 10 UF, más el subsidio tienes tu casa sin deuda, que son las casas sociales, pero eso es para el 40% más vulnerable de la población».

Posteriormente, relata la autoridad que vienen los segmentos medios, «donde está el DC1 donde está el mismo ahorro que son entre 30 y 90 UF más el subsidio más el crédito, porque ahí se puede llegar a comprar una casa nueva o usada o la auto construcción en un sitio propio, con un tope de 2.200 UF, estamos saliendo de la vivienda social».

«Está costando más porque las personas deben tener sus antecedentes limpios, ingresos demostrables en un tiempo y también que sea ingresos permanentes y para la banca los créditos hipotecarios ya no son tan atractivos como antes porque la rentabilidad es baja» agregó el secretario regional ministerial.

Del déficit total que hay en la región, 10.138 unidades están en el sector urbano y 6.283 que están el sector rural, eso da 16.421 viviendas. «Como esto también se mueve de acuerdo a la población, nos vamos a encontrar en La Serena tenemos el lugar con hay más déficit habitacional, como Andacollo o Río Hurtado tienen menos».

«Es importante aclarar que esto es el Censo, un dato duro, pero hay que considerar que lo más probable sea mayor que este el déficit, de hecho tenemos nuestro sistema que se llama el Minvu conecta, que recibimos demanda, que es gente que dice que necesita una vivienda y no tiene, pero después uno cruza y las personas no siempre son elegibles, que son como 30 mil unidades», agregó Pizarro.

Ya conocido el dato sobre el déficit de viviendas, según la autoridad el desafío pasa por «hacernos cargo de al menos el 50%, habíamos hecho un programa de gobierno de eso en cuatro año, estamos hablando que tenemos que hacernos cargo de 8 mil unidades y para aquello hemos dispuesto un presupuesto importante, histórico de la región de Coquimbo de 140 mil millones de pesos y el próximo año estamos apuntando a 160 mil millones, de los cuales el 70% está destinado a los distintos tipos de subsidios, para déficit y mejoramiento».

Uno de los proyectos emblemáticos que tiene el Minvu para disminuir el déficit de viviendas es «Balcones de Peñuelas» que consiste en un megaproyecto que beneficiará a cerca de 600 familias de los comités «Santa Teresita», «Esperanza» y «Las Palmas» I, II y III en el sector de Tierras Blancas.

  Situación de Baquedano

 

Según Pizarro «Baquedano es un tema muy importante para nosotros, queremos cambiar el switch, porque ya no estamos hablando más de la reconstrucción, hablar de reconstrucción es faltarle el respeto a la gente, ahora pasamos a la recuperación».

«Estamos recuperando Baquedano y vamos a hacer un proyecto de integración social, donde el 20% de dese edificio de 15 pisos que se va a hacer, tiene que estar asegurado para familias vulnerables y el resto para familias de clase media» sostuvo.

Además, sobre las construcciones en Baquedano, la autoridad aclaró que no se harán más en los dos primeros pisos, «vamos a hacer un edifico de 15 pisos donde los dos primeros no son de habitación».

«En la reconstrucción, se hizo una normativa que parte habitabilidad sobre los 2,5 metros, hubo que hacer estructuras para levantar esas viviendas, estamos haciendo un plan maestro porque se hizo un proceso voluntario, se les pagó un subsidio por expropiarles y se fueron a vivir a otros lugares, pero mucha gente no quiso, ahora estamos haciendo un ordenamiento para ver donde se pueden generar espacios» sostuvo el seremi de Vivienda y Urbanismo Hernán Pizarro.

 

Además, el seremi sostuvo que «queremos recuperar los casos históricos y los barrios patrimoniales, hay que ver los canales y las formas de poder hoy en día de incentivar inversión y no mandar más a la gente a la periferia, sino recuperar los centros».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre