Epidemióloga Paola Salas: «Resultados de la cuarentena deberían verse no antes de dos semanas»

0
113

La doctora en Salud Pública, epidemióloga, académica e investigadora de la Universidad de La Serena, Paola Salas, analiza la situación de confinamiento en La Serena y Coquimbo.

La doctora en Salud Pública, epidemióloga, académica e investigadora de la Universidad de La Serena, Paola Salas, en entrevista con LA REGIÓN explica cuando deberían comenzar a verse los efectos de la cuarentena, pero deja claro que todo depende del comportamiento de la población. Además, aborda los elementos de protección personal, que se han vuelto parte de la rutina diaria.

Este miércoles 29 de julio, a partir de las 22:00 horas, los habitantes de la conurbación La Serena-Coquimbo comenzaron a vivir un periodo de cuarentena obligatoria, debido al creciente número de casos por coronavirus en la zona.

DECRETADA EN
UN BUEN MOMENTO

A juicio de la epidemióloga, la cuarentena fue decretada en un buen momento, «no daba para más la situación, las repercusiones están dadas en la carga que se genera en el sistema de atención pública, en las hospitalizaciones, es ahí donde está el tendón de Aquiles para que una cuarentena sea decretada».

«En la región no dábamos para más, está al 90% ocupada», sostiene.
Si bien, la cuarentena está decretada por un tiempo indeterminado, consultada por cuando se deberían ver mejorías en los casos de contagios, en primer lugar señala que «depende que como llevemos la cuarentena, porque tenemos un comportamiento que nunca se ha evaluado en esta situación, no tenemos un patrón, y podría pasarnos lo que ocurrió en algunas comunas de Santiago, que todavía están confinadas, y ahí lo que sucede es que más o menos el 30% de los trabajadores disminuyeron sus salidas, hay que ir analizando el comportamiento de la gente si dejan de salir o no».

MEDIDAS NO HAN SIDO
TAN RESTRICTIVAS

«Las personas deben tener sus permisos para salir, pero la gente se las ingenia para obtenerlos y las medidas no han sido tan restrictivas como deberían y eso es lo que pasó en algunas comunas de Santiago que todavía están en cuarentena», añade.

La doctora explica que «la cuarentena significa disminuir el movimiento de las personas, pero especialmente de los sanos, para los que queremos que no se contagien, si ellos no se autorregulan en las salidas, puede que la cuarentena la tengamos un mes o más… depende de cómo vayamos adoptando esta medida que nos están poniendo restricciones para el movimiento».

ES MÍNIMO DOS SEMANAS

Respecto a una fecha, señala que «diría que mínimo en dos semanas más, igual en una semana podríamos ver alguna mejoría pero es difícil porque el periodo de incubación es de 14 días, entonces con mayor seguridad a las 2 semanas tenemos que hacer una evaluación si la cuarentena está siendo asumida por la comunidad o no, y eso se verá reflejado en el número de casos».

La especialista enfatiza en que «todos los que se están contagiando ahora en las largas filas de supermercado que vimos, recién vamos a saber si tuvieron síntomas, en un 50% lo tendrán en unos 5 días más y podríamos ver un peak de casos positivos».

«Las repercusiones en la curva de los contagios no vamos a tener ningún cambio esperable dentro de los próximos 5 días desde que comencemos la cuarentena… recién después de eso, al día 14, uno puede ver si ese grupo disminuyó», añade.

USO DE MASCARILLA
Y GUANTES

Si bien son obligatorias, no todas ofrecen el mismo cuidado, en ese sentido Salas explica que «está comprobado que el uso de las mascarillas es un 95% segura solo con la N95, por eso depende del tipo».

«Ahora, en una situación de pandemia que tenemos donde el virus está circulando, no es tan importante el uso de la mascarilla sino que el tipo, porque se sabe que las de género previenen en un 50%, que es un porcentaje no tan alto», añade.

Respecto al uso de guantes como medida preventiva, explica que no está dentro de las cinco indicaciones de salud pública para la población, «el uso es solo para los equipos de salud, y siempre y cuando en la función que cumplan no puedan movilizarse al lavado de manos».
Y agrega que «para el resto de los trabajadores el uso de guantes está indicado solo cuando no se pueden lavar las manos, por ejemplo los trasportistas, como los choferes de micro, no pueden porque andan arriba de bus, ellos deberían usar guantes o alcohol gel».

ALCOHOL GEL TIENE
UNA LIMITACIÓN

Pero la especialista hace una salvedad con el alcohol gel, «tiene la limitación que se puede usar dos veces seguidas, la tercera vez tiene que reemplazarse por un lavado de manos, porque empieza a dañar la piel e irrita, y no cubre efectos».

«Ninguna de las medidas son absolutas, hay que irlas combinando, el lavado de manos es lo recomendable, es lo único que no se puede reemplazar», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre