Retrasos en pagos de licencias médicas provocan otras complicaciones

0
9

5Sin duda la salud es el bien más preciado para toda persona, por lo mismo sufrir alguna afección es una condición que cambia la vida en todo sentido.

Este es el caso de Jessica Arévalo, parvularia del jardín infantil de la comuna de La Higuera y quien hace más de un año se encuentra con licencia médica a la espera de una operación por su diagnóstico de Espolón Calcáneo y fascitis plantar de su pie izquierdo.

Además de las molestias propias de la enfermedad, Jessica ha debido realizar verdaderas procesiones con sus muletas hacia la COMPIN que le paga sus licencias médicas sólo cada tres meses, lo que ha provocado un cúmulo e intereses en todas sus deudas.

«Estoy como un año y cinco meses con licencias médicas, desde el 15 de mayo no se me han cancelado mis licencias y me responden que en agosto se regularizaría. No ha habido regularidad en los pagos y me responden que el retraso es general y cuando voy a la oficina hay varias personas como en mi caso esperando una respuesta».

El llamado de Jéssica es a las autoridades para que tomen cartas en el asunto ya que nadie elige estar enfermo, y ante el cúmulo de deudas por el retraso en sus pagos, lejos de recuperarse, el cuadro de stress complica todavía más su situación.

«Me dicen que la licencia está en evaluación, que va al contralor, luego 15 días de espera, etc. No es un tema menor y hago un llamado a las autoridades porque no es una persona afectada y ya no es sólo la enfermedad la que nos afecta, sino otras que llegan y además las deudas».

Jéssica Arévalo es una de las decenas de casos que están viviendo el retraso en sus licencias médicas por parte de la entidad a cargo, la COMPIN en la Región de Coquimbo, que depende de la Seremi de Salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre