Roban 20 computadores a colegio vecino del Hogar Redes en Coquimbo

0
14

11Alrededor de veinte computadores y otras especies además de daños causaron cuatro individuos que ingresaron ayer por la noche al Colegio Santa María del Refugio, particular subvencionado de la Parte Alta, que funciona adyacente al Hogar Redes.
Incluso, las monjas que sintieron ruidos y salieron a ver qué sucedía fueron amenazadas con lo que se supone eran armas de fuego (estaba oscuro).
Ayer, se vivían horas de mucha tensión en la comunidad educativa. «Nadie ha venido a vernos, pese a que dimos cuenta a la policía y otros organismos», nos hizo ver un profesor, todavía nervioso tratando de dar contención.
Lo robado no fue avaluado, por ahora. Horas posteriores revisaron grabaciones y ahí se establece que serían cuatro los sujetos que actuaron en un verdadero asalto y robo.
Hicieron ver que este colegio ubicado en la Parte Alta atiende a niños de escasos recursos, muchos de ellos becados, por lo que diariamente tienen que hacer grandes esfuerzos por mantenerlo y brindar una educación de calidad considerando las muchas necesidades y carencias de los alumnos.
EN EL JUAN PABLO II

Otro de los colegios visitados por delincuentes es el Juan Pablo II, público de administración municipal. Su directora Margarita General estuvo gran parte del día brindando contención a los dos guardias atacados por los delincuentes quienes usaron el polvo de los extintores para lanzárselos al cuerpo para impedir que pidieran auxilio. «Aquí no alcanzaron a llevar nada porque tenemos muy buenas relaciones con los vecinos que sintieron ruidos y vinieron a ayudar, lo que hizo que los sujetos arrancaran».
Esta no es la primera situación de carácter delictual que se vive en este prestigioso colegio vecino a la Cruz del
Tercer Milenio en el mismo sector de la Parte Alta.
Días antes, estando un solo guardia en la noche, ingresó un sujeto que lo amenazó con un arma de fuego.
Una perra guardiana ayudó a que no consumara el delito. Por ello se colocó refuerzo de un segundo guardia. Ayer en la madrugada llegaron varios sujetos atacándolos cuando estaban en la garita. Usaron extintores para romper vidrios y echar el polvo blanco sobre sus cuerpos.
Pero hubo ruidos y la misma perra ayudó a ahuyentarlos.
Los vecinos sospechan de algunos sujetos que llegaorn al sector después de cumplir condena en Huachalalume.
«Creemos que buscan dinero y cosas que puedan reducir fácilmente. Actúan con mucha violencia, son sujetos que saben bien lo que están haciendo, no son principiantes, están dispuestos a todo», hace ver una apoderada.

PROTESTA

Esta situación de incertidumbre ha llevado a que los educadores y apoderados y la comunidad de la Parte Alta en general se unan para exigir más control policial y reclamar de alguna manera contra la delincuencia.
«Aquí la gente quiere a sus colegios. Incluso en otras ocasiones los mismos vecinos han detenido a quienes han cometido algún daño. La gente del barrio no es mala, al contrario, yo doy fe que nuestros apoderados respetan y cuidan el colegio», nos dice la Directora Maragarita General. Su colegio tiene una matrícula de trescientos alumnos.
Señala que dieron cuenta de lo ocurrido a los organismos correspondientes y que han tenido visitas de Carabineros y del Departamento de Seguridad Ciudadana.
Este viernes por la mañana marcharán desde la parte alta hacia la Plaza de Armas para visibilizar más la situación que viven.
Los educadores piden también que se instalen sistemas de alarmas, cámaras y todo cuanto sea necesario para asegurar el colegio y sus bienes.

EN EL ANIBAL PINTO

Como se recuerda, diario LA REGION también consignó en su edición del día martes el robo a un kiosco ubicado al interior del colegio Enibal Pinto, en el centro de Coquimbo.
Los delincuientes se llevaron toda la mercadería avaluada en 250 mil pesos, además de causar daños en las puerta e instalaciones.
La persona que atiende el kiosco contaba que lla habian dejado en la calle sin capital para trabajar puesto que hacía solomquince días que tambmien le habian robado. Tuvo que entrar a pedir créditos para abastecer el negocio y ahora le han robado todo de nuevo, quedando en una situación de enduedamiento y muy afectada síquicamente. Por ello llamò a las autoridades tener sistemas de guardias los fines de semana y disponer de equipos de seguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre