Roja Femenina que sueña con clasificación al Mundial de Francia 2019 y los Juegos Olímpicos Tokio 2020

0
15

Cambiar la historia. Este podría ser perfectamente el eslogan que la selección femenina de fútbol de Chile lleva con valentía estos días. Y es que las dirigidas por José Letelier se encuentran mentalizadas en poder terminar de la mejor manera la octava edición de la Copa América.
La historia de la Roja Femenina en esta cita se comenzó a escribir en el año 1991, instancia en que el evento vio luz verde y se realizó en Brasil. Si bien en dicha oportunidad solo tres países participaron -Brasil, Chile y Venezuela- las nacionales cumplieron con las expectativas propuestas en un principio y se metieron de lleno en la gran final.
Aquí el camino se puso cuesta arriba, pero las chilenas no se doblegaron. Y es que luego de superar con la cuenta mínima a las llaneras, cayeron doblegadas ante las brasileñas quienes se hicieron con la primera copa continental.
Eso sí, esto no sería todo lo que el actual país anfitrión del torneo que recibe a las mejores del continente tendría para contar. Y es que, para la segunda versión del torneo, la que se realizó en el año 1995 en Brasil, las chilenas se trazaron volver a meterse en la recta final y así no más fue.
En la fase de grupos se midieron ante Bolivia (11-0), Brasil (1-6), Ecuador (2-2) y Argentina (0-1), hecho que le permitió pelear el tercer y cuarto lugar del certamen. En esta última instancia se midió ante Ecuador, duelo que se inclinó a favor de las chilenas.
Luego de esta hazaña hubo un receso de tres versiones, en las que, si bien Chile participó, no consiguió los resultados esperados y se debió despedir tempranamente de la cita. Fue así como en el año 2010 que Chile volvió, esta vez con mucha más experiencia y ganas de reconstruir su parte de la historia.
Y es que en el evento que se desarrolló en tierras ecuatorianas y en el que participó Argentina, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil, Colombia y Venezuela, las «Chicas de Rojo» se adueñaron de la cima del Grupo A del campeonato al sumar 9 unidades, hecho que les permitió instalarse en el cuadrangular final del certamen.
En dicha instancia las chilenas lograron dos valiosos empates, lo que hizo que se enfrentaran ante la selección trasandina con el objetivo de dirimir la medalla de bronce y los boletos a los Juegos Panamericanos de México 2011.
Como era de esperar, las representantes chilenas cumplieron una vez más y dejaron en el camino a la albiceleste, clasificando de esta manera a los juegos.
En la actualidad, las lideradas por la portera del París Saint-Germain, Christiane Endler, se encuentran en la cuarta ubicación del cuadrangular final de la Copa América Femenina 2018, a la espera de enfrentar a Argentina para saber si podrán conseguir el anhelado cupo al Mundial de Fútbol Femenino que se desarrollará en Francia el próximo año, así como a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre