Sacyr terminará el edificio consistorial de Coquimbo al llegar a acuerdo con el municipio

0
174

Al finalizar las últimas negociaciones entre el municipio de Coquimbo y la empresa Sacyr para terminar de construir el nuevo edificio consistorial local (cuyo costo ya supera los $23 mil millones), cuyas obras estuvieron paralizadas entre febrero y septiembre del 2017 luego que la constructora adujera falta de pagos de la casa consistorial, ayer en sesión de concejo, acordó ingresar la solicitud formal al Consejo Regional para la petición de un suplemento de aumento presupuestario por $4.756 millones, el que permitirá terminar el edificio en el 2020, lo que fue aprobado por el cuerpo colegiado.

Es asi que el Secretario de Planificación municipal Claudio Telias expuso los alcances de los nuevos acuerdos que dan base a la petición. «Se definió que Sacyr va a terminar completamente la obra que tuvo la reactivación de trabajos que comenzó en septiembre del año pasado mediante la división del proyecto en una etapa de obra gruesa y otra de terminaciones hoy día eso se va a hacer de forma completa por Sacyr, lo que implica una modificación precisamente al acuerdo contractual de septiembre del año pasado, lo que permitiría al Gobierno Regional darle continuidad al proyecto y continuar con los pagos de forma más expedita que también fue una recomendación que nos dieron para presentar la modificación de suplemento de obra que requiere el edificio».

Sobre la situación de la asignación de la modificación presupuestaria, Telias dijo que «estamos haciendo un trabajo conjunto del municipio con el Gobierno Regional y así ya estuvimos en una sesión de Infraestructura a la que nos citó el Consejo Regional, Core, donde manifestó el apoyo integral a la solicitud completa que estamos haciendo y esperamos que la reevaluación que pase por el Ministerio de Desarrollo Social también tenga la aprobación de la rentabilidad social del proyecto para poder materializarla y darle continuidad al proyecto».

Para el alcalde Marcelo Pereira, la confirmación de Sacyr como la empresa que va a concluir la edificación, fue lograda gracias de un arduo trabajo de los diversos departamentos y unidades municipales que participaron en las exitosas gestiones que permitirán contar en el 2020 con la obra largamente anhelada por toda la comunidad coquimbana

«Se les explicó a los concejales con todos los detalles el acuerdo que fue aprobado por unanimidad por el concejo, lo que nos permite decir que por fin vamos a tener un edificio consistorial que va por una buena senda y ya es posible ver un gran adelanto en su estructura».

Sobre los costos finales que tendrá el proyecto, Pereira aclaró que «el edificio va costar $23 mil millones, pero si se saca por metro cuadrado, ese metro cuadrado está saliendo $1.600.000, cuando hoy en día ese metro cuadrado en proyectos parecidos está saliendo a $2.200.000 o $2.400.000, por lo que va a quedar muy por debajo del valor que se está construyendo ahora en otras infraestructuras y cuando uno habla de esas cifras asusta un poco, pero en nuestro caso podemos decir que el precio del metro cuadrado está bien».

Ahondando en el beneficio social y en cuanto al uso de fondos municipales, la autoridad expresó que «hay que decir que ya no estamos en una comuna con 100.000 habitantes como era en los años 90, sino que ahora tenemos 230 mil habitantes y tenemos que tener un edificio que permita atender a nuestra gente como corresponde, y el solo hecho de tener todos los departamentos en una sola parte trae grandes beneficios a los vecinos y aparte, al contar con el edificio el municipio enriquece su patrimonio en $23 mil millones y aparte de eso dejaremos de gastar $800 millones de pesos que de forma anual gastamos en arriendo».

En cuanto a la opción de caducar el contrato de Sacyr cuando concluyera la «obra gruesa» para que otra empresa efectuara la terminación de la obra, el alcalde indicó que los estudios permitieron definir que es opción no era viable por tema de costos, «volver a hacer una licitación significaba cambiar de empresa, lo cual hacía aumentar el tiempo de entrega del edificio y además se encarecía el valor de la obra, que actualmente bordea los $23 mil millones, pero que con una nueva licitación aumentaría a casi $30 mil millones».
Ante la pregunta por la posibilidad de que la empresa pudiera entablara alguna acción judicial por temas contractuales contra la municipalidad, Pereira declaró que con los análisis técnicos y jurídicos, el concejo ya aprobó una transacción judicial por $2. 975 millones, por los conceptos reclamados por la empresa por los gastos de la ejecución de faenas, “nuestros abogados y los profesionales de Sacyr convinieron que era la mejor solución para dejar un monto pagable».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre