Se fortalece unidad para evitar se consuma demolición del Mercado

0
226

Un importante apoyo que fue ratificado mediante un voto político en el concejo de Coquimbo, para realizar gestiones y recuperar el ex Mercado Municipal.

Inversiones Mercado, de Jorge Rubio, se lo adjudicó en el 2005 vía remate. Ahora, luego de pedir el abandono a los arrendadores, esperan iniciar la demolición del inmueble.

Patricio Basaure, presidente del Sindicato Ex Mercado, compuesto por 16 locatarios y cerca de 120 trabajadores, expresó que están viviendo una situación «desesperada» en vista que en las últimas semanas no han podido conversar con algún representante de la empresa propietaria, que los tiene con orden de desalojo, aduciendo término de contrato este viernes.
Basaure, que también es vicepresidente de la Cámara de Comercio y Turismo, recurrió al concejo para hacer ver que se creará una grave crisis social, además que Coquimbo perdería un edificio patrimonial, donde fue firmada el acta de creación del municipio.
También espera respuesta de Contraloría para saber si la enajenación del ex mercado fue ajustada a derecho.

En tanto, mantienen una campaña de apoyo a esta lucha que busca impedir que Coquimbo se quede sin mercado municipal. Han recibido miles de firmas.

Conocidos los argumentos esgrimidos por Basaure, los concejales Roxana Zambra, Hernán Cortés, Guido Hernández -que llevó el punto a la sesión-, Rosetta Paris, Juan Alcayaga, Fernando Viveros y el alcalde Marcelo Pereira, lamentaron la situación que viven los trabajadores y locatarios, y coincidieron en brindarles su total apoyo para acompañarlos a realizar todas las acciones que permitan, si es posible, recuperar el edificio, al que también consideran como un patrimonio de todos los coquimbanos.

El acuerdo fue con el voto disidente del concejal Mario Burlé.
Se comprometieron a pedir a la empresa dueña que disponga de un diálogo para evitar el desalojo y buscar mecanismos para clarificar la enajenación de varias propiedades municipales durante la administración del ex alcalde Pedro Velásquez.

Desde ahora los comerciantes harán mayor fuerza, dijo Basaure. «Seguiremos con todas las acciones para evitar el desalojo y la pérdida del ex mercado».

«Salimos fortalecidos de este concejo, y no nos cabía la menor duda de que los concejales, como coquimbanos netos, nos iban a dar su apoyo, pero si bien lamentablemente hubo un diferencia con un concejal, es un tema semántico que queda ahí, pero nosotros vamos a seguir la lucha por nuestros locatarios y trabajadores, y también por la comunidad completa, que está muy preocupada por la enajenación del mercado, por lo que ya están exigiendo con sus firmas que sea recuperado».

La directiva irá a la próxima sesión del Consejo Regional, Core, para exponer el caso de la recompra del inmueble o, en su defecto, plantear la posibilidad de adquirir otro terreno para levantar un nuevo mercado.

«Hasta ahora sentíamos cierta displicencia del municipio, pero ahora con este compromiso del concejo sabemos que el alcalde también está liderando este tema, que lo vamos a llevar al Core», expresó Basaure.

El alcalde Pereira dijo que, «vamos dar un lucha en conjunto, ya que nuestro norte será recuperar el mercado, que es un patrimonio coquimbano sin ninguna duda, por lo que hago la invitación a los dueños a sentarse a conversar a la brevedad con nosotros para llegar a algún acuerdo para evitar que el edificio sea echado abajo, considerando además que ya hay 3 mil firmas de vecinos que apoyan la conservación del mercado, y lamento que antes no se haya tenido la visión que había que proteger este bien, y por eso me comprometo como alcalde a defender este patrimonio coquimbano».

El concejal Guido Hernández remarcó que esperan que Contraloría emita una pronta resolución para conocer si el remate realizado en el 2005 cumplió con todas las normas.
«Primero hay que decir que los términos de transparencia en la época en que se realizó la transacción son distintos a los de ahora. En el presente la ciudadanía exige un nivel de rigurosidad mucho mayor, por eso en este caso ya se recurrió a Contraloría para saber si hubo o no posibles irregularidades en el proceso, pero si ese camino no es fructífero para los locatarios, de todas formas estamos realizando un cuestionamiento ético a la forma en la que se realizó el proceso, para que ojalá la empresa que ahora tiene la propiedad del edificio tienda a flexibilizar su postura sobre el inminente desalojo, y que en segundo lugar llegue a sentarse a dialogar con el alcalde, con el Gobierno regional y con nosotros, los concejales, para llegar a alguna solución que no sea poner el mercado a disposición de la comunidad y del Estado».

Para el concejal Fernando Viveros, otra arista del caso, que también debe ser aclarada, es la gestión del ex alcalde Velásquez en relación a distintos procesos que buscaban enajenar propiedades municipales, como los terrenos de la Pampilla, haciendo hincapié que las anteriores y la actual administración municipal también deben ser objeto de una revisión en ese mismo sentido.

«No solo debemos tener claridad de lo que ocurrió, no solo en el período de Velásquez, sino que en todos los períodos alcaldicios de los últimos años, porque puedo citar que en esta administración de Marcelo Pereira se intentó la enajenación del terreno «Triángulo», cercano a la feria, del recinto del antiguo Escuadrón, y por un proceso de leaseback para préstamo de la banca se le entrega financieramente a una entidad bancaria el Club Social, el edificio de Bilbao, el ex Cendyr de La Herradura, la casona MacAuliffe, entonces hoy día debemos hacer un defensa de todo el patrimonio municipal… ya que es una política que se ha instaurado por años en el municipio, en donde se han vendido hasta terrenos de juntas de vecinos, y además de esta lucha por el patrimonio del mercado, hay que hacer una defensa de las familias coquimbanas, esperando que el dueño revenda el edificio al Estado, ya que la actual deuda municipal, de $18 mil millones, hace difícil que el municipio pueda adquirirlo».

Jugadores de Coquimbo Unido junto a consejero regional procedieron a
sumarse a la defensa del edificio.

A fin de adherirse a la campaña de defensa del ex mercado municipal, los jugadores del plantel de honor del Club Coquimbo Unido, Nicolás Berardo, Sebastián Silva, Sebastián Galani, y el capitán del equipo, el arquero Matías Cano, ayer en la tarde concurrieron a conversar y a respaldar a los locatarios del recinto, estampando sus firmas en el libro abierto a la comunidad que será entregado a la autoridades, a las que les será solicitado preservar el edificio.

Además, en la misma actividad participó el consejero regional Lombardo Toledo, que tomó conocimiento de la postura de los locatarios y los trabajadores, que le pidieron que los apoyara, cuando se presenten ante el Consejo regional, para ver la opción de adquirir el ex mercado a la empresa propietaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre