Secretaria aludida por irregularidades en Mamalluca responde a cuestionamientos

0
16

Claudia Vargas, secretaria del Observatorio, fue indicada por la ex empleada de aseo del Mamalluca, Marisol Illanes, y por su esposo y ex guarida del lugar, Nelson Arancibia, de recibir todos los meses y por cerca de un año 50 mil pasos que se descontaban del sueldo de Illanes. Esto luego que a la trabajadora del aseo le incrementara el sueldo desde los $160 mil a los $210 mil.
En vista de esta situación Vargas señaló a través de una carta que hizo llegar hasta el Diario La Región que lleva trabajando por 12 años en la municipalidad de Vicuña y que en la actualidad se encuentra en cuarto semestre de la carrera de Administración de Empresas. En vista de esto en marzo del 2011, le solicitó a don Alfredo Burgos Rivera, ex director del Observatorio Cerro Mamalluca, la posibilidad de aumentar el sueldo, que hasta esa fecha era de $231.045.
Vargas señaló que Burgos «accedió a esta solicitud y dispuso hacerlo de común acuerdo con la señora Marisol Illanes, quien en ese entonces realizaba servicios de aseo, para lo cual ella aceptó sin presiones que el aumento de $50.000, fueran incluidos en sus honorarios y entregármelos personalmente cada mes por instrucciones del director».
Luego que Burgos dejara el cargo a principios de este año, Vargas le habría entregado estos antecedentes a Kern Bauer Donoso, Jefe de Personal, quien informó de inmediato al alcalde, ordenando una investigación, llevando a cabo una reordenación en los contratos, es decir, reajustando el de Vargas a $281.045 y a la vez dejando el contrato de Illanes con el sueldo que originalmente fue contratada de $160.000 por labores de aseo.
«Dicha situación molestó a la señora Marisol Illanes y a su esposo don Nelson Arancibia Geraldo, ambos ex funcionarios del observatorio, por no quedar ella percibiendo esos 50.000 que no le correspondía, los cuales posteriormente se incluyeron legalmente en mi contrato», señaló la aludida secretaría del Observatorio. Y agregó que «debido a esta situación la señora Illanes y su esposo, empezaron a difamar y a enredar lo ocurrido, con el fin de sacar provecho de esta situación, lo que es muy lamentable ya que de ellos, teníamos una muy buena impresión».
Respecto a la otra acusación que tiene relación con el desvío de pasajeros para otros observatorios y cabañas turísticas del sector, Vargas argumentó que «debo recordar que el lugar donde me desempeño, es un observatorio turístico, que recibe todos los días visitantes nacionales e internacionales, cuyo objetivo principal es conocer el Observatorio Cerro Mamalluca; sin embargo algunas veces también realizan preguntas adicionales, como por ejemplo, lugares de alojamiento, lugares para almorzar, etc., y quienes nos desempeñamos en atención al turista, nuestro deber es atender y responder de la mejor forma posible a sus consultas, recomendándoles buenos lugares donde puedan ser bien atendidos», puntualizó Vargas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre