Según funcionarios, reprograman operaciones por falta de insumos

0
88

La reprogramación de operaciones en el hospital San Pablo de Coquimbo, se debería a la falta de insumos, según la Federación de Trabajadores de la Salud.
Además el gremio da cuenta de problemas con ventiladores mecánicos. Ambos aspectos los informaron a Contraloría.

Mauricio Ugarte presidente regional de Fenats, explicó que la falta de insumos se agravó en las últimas semanas. «Ocurre por la falta de más de 40 tipos de insumos de primera necesidad en las unidades de pabellón. Falta algo tan básico como suturas para las operaciones. Desconocemos las razones por las que el hospital no las ha adquirido».

Esta falta de insumos no se condice con la asignación de recursos a la dirección del centro de salud, dice. «Entendemos que el hospital había recibido recientemente una remesa de recursos, pero al parecer no fue suficiente por lo que vemos que está ocurriendo en pabellón.
Señala que desde este lunes buscan solución al problema, que consiste en la pronta adquisición de los insumos fundamentales para operar.

Recordó que la misma unidad ha tenido problema similares todo el año. Asimismo descarta que la reprogramación de cirugías sea por la paralización de Fenats.

«Esto ocurre por el tema de manejo de stock crítico, ya que la falta de insumos es un problema que se viene dando desde hace ya varios meses».

Agrega que hicieron pública esta situación «para que se haga una auditoria sanitaria, que establezca el por qué este hospital no cuenta con insumos tan determinantes. Esta es una denuncia seria, a la espera que todo se resuelva para tener los pabellones funcionando».

VENTILADORES A
CONTRALORÍA

Respecto a la situación de los ventiladores mecánicos, Ugarte explicó que Fenats recurrió a la Contraloría para que se aclare a situación de cuatro ventiladores que no han sido utilizados. «Hicimos una presentación a la Contraloría para esclarecer la compra de cuatro ventiladores y ver en qué condición están almacenados, sin uso. Seguimos a la espera de la investigación».

Si bien el hospital presta un buen servicio con la actual dotación de ventiladores en camas UCI pediátrica y de adultos, el dirigente recuerda que «es necesario contar con más aparatos en vista de que el mismo Ministerio de Salud ha advertido sobre la posibilidad de la ocurrencia de una segunda ola de contagios de Covid-19».

«Todo indica que podría haber un rebrote de la pandemia en los próximos meses en nuestro país y en nuestra región, ya que las cifras locales de nuevos contagios de Covid-19 son importantes, con cerca de 300 casos activos, por eso hay que mantener un nivel de funcionalidad de los ventiladores para enfrentar lo que se nos viene, por eso se necesitan de todos los insumos y materiales que el hospital hoy día tiene, por eso fuimos a la Contraloría para que establezca qué pasa con los cuatro ventiladores, recordando que en el primer peak de la pandemia, a mitad de año, aquí se usaron 30 ventiladores, con un stock crítico de 24, y en el peak se tuvo a más de 70 camas críticas en la red regional de salud, principalmente aquí, en el San Pablo».

DIRECTORA SUBROGANTE

Sobre la situación de falta de insumos en pabellones, que derivó en la recalendarización de intervenciones, Ana Farías, directora subrogante del hospital San Pablo, manifestó que «desde que empezó el paro de los funcionarios, dos pabellones de urgencia están operativos y un pabellón electivo y uno de cirugía mayor ambulatoria. Aunque sí hemos tenido problemas de abastecimiento, pero no al punto de que el pabellón se paralice; de hecho, nosotros estamos gestionando una compra desde el viernes pasado de insumos que van a llegar el lunes en la tarde o el martes en la mañana, diferenciando lo que son equipos, como ventiladores, que son bienes inventariables, que se contabilizan con un ítem totalmente diferente a lo que son insumos para atender pacientes. Por el paro ahora hay siete pabellones cerrados, porque no tenemos recursos humanos para su funcionamiento, a lo que hay que agregar el factor de los insumos».

Respecto de los ventiladores almacenados, Farías precisa que hay seis camas críticas en la UCI pediátrica, las que cuentan con sus respectivos ventiladores, de un total de 12 con los que cuenta la unidad, mientras que en la UCI adultos son 20 camas que mantienen el ventilador, contando con un total de los 30 aparatos disponibles, por lo que hay seis ventiladores de respaldo, cifras que permiten cumplir con los requerimientos actuales de la comunidad en la actual contingencia sanitaria».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre