Siguen la pista a mancha de aceite

0
103

Mediante recorrido por la bahía de La Herradura el alcalde Marcelo Pereira, junto a representantes de los pescadores, funcionarios de la Seremia de Salud y Universidad Católica del Norte, buscan saber el origen del petroleo esparcido en esa bahía.

Extrajeron nuevas muestras para establecer una eventual contaminación microbiológica o de hidrocarburos en el mar, y dilucidar lo que sucedió en el sector.

LA GRAN MANCHA

El viernes pasado tuvo gran repercusión mediática una gran mancha que se veía en la bahía, sembrando dudas sobre su origen y composición, lo que alertó a distintas autoridades que fiscalizaron y tomaron muestras, las que aún se encuentran en laboratorio a la espera de resultados. Inmediatamente, el municipio de Coquimbo realizó una serie de gestiones para resolver lo acontecido, exigiendo el propio alcalde Pereira que se den a conocer públicamente los protocolos ante situaciones como esta, todo con la intención de estar preparados ante escenarios similares.

El alcalde Pereira dijo que hay que ocuparse de estas materias, buscando los mecanismos para que nada ni nadie contamine las aguas que están en la costa de la comuna. «Hicimos un recorrido por la bahía, por donde estaba esta mancha gigante que hoy ya no se ve, pero estamos evaluando el gradiente o radio que podría haber dejado. Queremos dar seguridad a nuestros pescadores artesanales porque efectivamente esto ha tenido gran repercusión, por lo que hay que darle un paralé definitivo, porque aparece una mancha y puede que después aparezca otra y queremos frenar el tema haciendo los análisis que correspondan.

Quiero agradecer a la Seremia de Salud y a la Universidad Católica del Norte que nos han acompañado y con quienes queremos firmar un convenio para poder hacer un seguimiento continuo de cómo están las aguas de nuestra bahía».

PESCADORES

Desde el gremio de los pescadores artesanales, el dirigente Pascual Aguilera, destacó la acción, que va en la dirección correcta para cuidar las aguas. «Esto es importante y necesario, creo que es la forma correcta y es el camino que tenemos que seguir sobre cómo tenemos que cuidar las bahías, bastantes zonas de sacrificio ya hay en el país como para que esta se convierta en una más. Hay unas cuantas fuentes contaminantes en esta bahía y si no lo paramos ahora después terminamos acostumbrándonos a ver manchas que se diluyen con el tiempo, con el aire y qué se yo, y finalmente no queda en nada, pero es finalmente el fondo marino el que paga las consecuencias».

Autoridades, funcionarios y pescadores coincidieron en la necesidad de preservar y cuidar el mar como un recurso valioso que ofrece una fuente productiva, laboral y de turismo para la comuna.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre