SISS instruye medidas a Aguas del Valle por interrupción del suministro y turbiedad en el agua potable en Ovalle e inicia una investigación

0
2

6La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) instruyó a Aguas del Valle S.A. realizar un control intensivo de turbiedad y lavados de redes una vez restituida la continuidad del servicio de agua potable, con la finalidad de eliminar los sedimentos presentes en el agua potable de Ovalle, tras el corte de suministro que se registró el domingo 25 de septiembre producto de una falla la cual se generó por una baja en los niveles del estanque “Los Peñones”, afectando a alrededor de 3 mil hogares.
El superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna informó que desde el primer momento la SISS tomó conocimiento del evento e inició el proceso de investigación,  y señaló que la concesionaria realizó lavados de redes en el sistema de distribución de agua potable de Ovalle la noche del domingo 25 y lunes 26 de septiembre, “con la finalidad de reducir los niveles de turbiedad que se generaron después de la reposición del servicio producto del corte registrado el día domingo en horas de la tarde”; e informó que la compañía comprometió compensar a los vecinos afectados con este evento.
La autoridad señaló que “nos encontramos recabando información sobre el comportamiento de la empresa en este evento, y eso se llevará a cabo a través de una investigación que deberá determinar si la falla se produjo por un problema estructural o de gestión. La investigación considera establecer las causas de la interrupción del servicio, y la forma en cómo abordó la emergencia la empresa sanitaria, las medidas de mitigación y los cuidados que tomaron para dar la información correcta y oportuna a los clientes. En el marco de esta investigación, se considerarán los motivos por los cuales se produjo la turbiedad, durante el desarrollo de los hechos”, indicó Bruna.
El Superintendente agregó que “lo que nos interesa es que las medidas instruidas a Aguas del Valle sean ejecutadas y le permitan reaccionar de mejor manera para evitar la ocurrencia de estos hechos, y poder mitigar los efectos de episodios como los que vivieron los vecinos de Ovalle este fin de semana”, recalcó.
Por otra parte, el titular de la SISS recordó que “Aguas del Valle anunció que descontará de la facturación mensual y en forma proporcional a sus clientes de la ciudad de Ovalle los consumos del día lunes en que se distribuyó el agua con exceso de turbiedad, debiendo contabilizarse las horas a descontar, desde el momento en que se registró el evento hasta que se normalizó el agua potable y estuvo apta para el consumo humano”.
De acuerdo a los antecedentes recopilados hasta la fecha en la investigación, en desarrollo por los funcionarios de la SISS de la Oficina Regional en Coquimbo, la falla ocurrida en el sistema de agua potable de Ovalle derivó en la presencia de turbiedad alta, que varió entre 4 y 30 unidades de turbiedad, siendo el máximo valor puntual permitido por la norma NCh 409 de 4 unidades de turbiedad.  Si bien a la salida de los estanques, la calidad del agua potable cumple con la citada norma, la turbiedad se habría producido por el arrastre de sedimentos presentes en las redes de la cañería de distribución del agua potable.
Con el resultado de esta investigación, se determinará la responsabilidad de Aguas del Valle S.A. en este evento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre