Sistema frontal deja aguas lluvias y nevadas en la región

0
335

Después de las lluvias se esperan bajas temperaturas y probables heladas en la precordillera de la región de Coquimbo.

Los montos máximos de agua caída estuvieron en Quebrada Seca con 56,9 mm, Ajial De Quiles con 60 y Tilama con 37,3.

Tal como había sido pronosticado, este miércoles llegó un sistema frontal que afectó a todo el territorio de la región de Coquimbo. Su ingreso comenzó durante las primeras horas del día, acompañado de viento moderado a fuerte.

Las precipitaciones, que comenzaron en la madrugada, se extendieron hasta pasado el mediodía, dejando en su paso precipitaciones normales a moderadas, y con una importante cantidad de nieve en los sectores altos de la región.
Con el correr del día se comenzó a quebrar la nubosidad, variando a cielos parciales e incluso cielos casi despejados en algunos sectores.

Respecto al agua caída, en La Serena 18,8 mm, lo que generó anegamiento en algunas calles, mientras que en Coquimbo hubo 36 mm, dejando efectos similares. En tanto, en Vicuña precipitaron 16,2 mm, pero con abundante nieve sobre los 1.500 metros de altura.

Andacollo registró 18,3 mm,
Ovalle 27,7 y Combarbala 30,7
en la provincia del Limarí.

De acuerdo al Ceaza, después del sistema frontal se esperan bajas temperaturas en la precordillera de la región de Coquimbo durante la mañana del jueves 18 de junio, principalmente en los sectores sobre los 1.200 metros de altitud, con temperaturas mínimas esperadas están entre los 0ºC y 3ºC, principalmente en las provincias de Elqui y de la comuna de Río Hurtado.

En tanto, en sectores como La Serena y Coquimbo la temperatura oscilará entre los 9 y 20 grados, incluso durante el fin de semana.

Rodados en caminos

Por su parte, el seremi de Obras Públicas, Pablo Herman, dio a conocer que hubo pequeños rodados en caminos interiores como la ruta que conecta Illapel con Limahuida y de ahí hasta el túnel Las Astas.

En la provincia del Limarí también hubo rodados, como en la cuesta Las Sosas, y en el Elqui, en la cuesta Las Cardas, también se registraron rodados, al igual que en la cuesta Buenos Aires, y en la ruta 41, a la altura del embalse Puclaro, junto con caminos interiores de Paihuano y Horcón.

«Fueron las cuadrillas de Vialidad de las distintas provincias, además de los contratos globales por las rutas para evaluar el estado general de ellas, pero no hubo rutas cortadas», sostuvo el titular del MOP.

No hubo afectaciones a personas ni en predios

El seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes, por su parte señala que «sin duda que sentimos gran alegría por las precipitaciones de lluvia y nieve registradas en la región, para nuestro mundo rural es una inyección de ánimo y optimismo, que se traduce en una tregua que nos brinda la escasez hídrica, que ha afectado duramente las labores productivas, en especial el año pasado, que es catalogado como uno de los más secos de la historia del país».
«Estamos conscientes que esto no es la solución al déficit hídrico que afecta al desarrollo del sector silvoagropecuario, pero es un gran aporte, ya que el agua y nieve acumulada permite que la pradera vegetal se vaya recuperando, la que ya empezó a fortalecerse en algunos sectores a raíz del sistema frontal que tuvimos hace unas semanas atrás», agrega.

Órdenes comenta que también recibieron informaciones sobre algunas quebradas y esteros, como el de Calera Alta de Punitaqui, «también nos han informado de caída de nieve en distintos sectores, como en las Ramadas de Tulahuén, en Horcón, Alcohuaz y también en sectores de la Provincia de Choapa», señala.

Consultado por posibles daños en los cultivos, sostiene que «estamos desplegados por el territorio a través de nuestros servicios, atendiendo a nuestros agricultores y ganaderos, pero el catastro al momento es positivo, no tenemos informes de afectaciones ni en personas y tampoco en sus predios. Han sido precipitaciones importantes, que llenan de esperanza a nuestro sector», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre