Son muchas las razones para declarar Monumento Histórico al ex Mercado

0
176

A una semana de que sesione el Consejo de Monumentos Nacionales -23 de septiembre- para analizar los antecedentes que podrían llevar a declarar Monumento Patrimonial Historico el ex Mercado Municipal de Coquimbo, quienes han estado trabajando en el acopio de antecedentes confían en que esas carpetas llevarán a una respuesta positiva que permita conservar lo que está quedando de la antigua construcción.

Es una historia que comienza en 1867, con la construcción de una feria de abastos. Fue casi a la par de la fundación del municipio porteño.

La categoría de monumento histórico corresponde a lugares, ruinas, construcciones y objetos de propiedad fiscal o particular que por su calidad e interés histórico, artístico o por su antigüedad, tengan méritos, antecedentes para esa caracterización.

El local está en manos privadas luego de que en su momento el alcalde de la época lo licitara por peligro de derrumbe.

El licenciado en arquitectura Jorge Gómez Ramírez, uno de los estudiosos de la historia de este edificio, aclara que si se declara patrimonio histórico, el actual dueño sigue siendo propietario. Solo que si insiste en construir un edificio para estacionamientos tendrá que respetar varias consideraciones.

«El mercado tiene riqueza espacial en la fachada y una altura específica que son condicionantes que sin duda serán considerados por el Consejo para visar su proyecto y por eso es muy probable, como se ha visto en casos anteriores, que el dueño desista por eso y busque venderlo»

Gómez precisa, además, que si el privado quiere vender la preferencia la tiene el Estado.

Eso abre las posibilidad de que el ex mercado podría ser postulado a proyectos de  restauración y preservación a través del municipio y el Gobierno Regional.

«El gobierno tiene fondos para preservar el patrimonio, a pesar que ahora muchas autoridades digan que el gobierno no tiene presupuesto, ya que cada ministerio tiene fondos propios».

Como ejemplo reciente, el profesional menciona el caso de la antigua fábrica textil Bellavista Oveja Tomé (1865) del barrio Bellavista de la ciudad de Tomé, en la región del Biobío, «hace un mes atrás se vio la conservación de la fábrica Bellavista Oveja Tomé, a la que se le entregó la categoría de monumento histórico, y así la empresa dueña, que pertenece al grupo Luksic, llevó el caso a la Corte de Apelaciones, donde fue ratificada
la categoría de monumento histórico al recinto de la fábrica. Por eso ahora ya empezó el proceso para que el Estado compre el edificio, que es sumamente apreciado por la comunidad de Tomé».

Gómez mostró optimismo respecto a que la opción de que el Consejo realice la misma declaratoria para el ex mercado. «Tenemos mucha confianza en el dictamen del Consejo de declararlo monumento histórico en base al trabajo sistemático que realizamos todos los asesores de los locatarios desde el 2019, con aporte de grandes profesionales del área de la arquitectura, y también en materia sociológica e histórica, contando el aporte del sociólogo Cristóbal Reyes, y de historiadores locales y regionales, abriendo la puerta a todos los que quisieron cooperar, como el historiador Alejandro Álvarez, que nos regaló un libro y nos hizo llegar una serie de antecedentes de la historia de Coquimbo y del mercado, contando además con 8 mil firmas de coquimbanos a favor de preservar el mercado, sumando cartas de parlamentarios de todo el país junto a cartas de agrupaciones patrimoniales, así es que tenemos un optimismo muy grande que el Consejo haga la declaratoria el 23 de septiembre, donde yo como asesor expondré mi punto de
vista junto al alcalde Marcelo Pereira y el actual dueño de la propiedad, todos los que tendremos que responder a las preguntas de los integrantes del Consejo».

Por ese motivo también apeló al dueño para que no realice ningún trabajo más. «Este es un llamado al propietario para que espere la resolución y esté más abierto al diálogo para lle-
gar a una solución consensuada, aunque también debo decirle a otros privados que los coquimbanos empezamos con el trabajo de preservar otro inmuebles patrimoniales. Así se logró evitar hace un tiempo atrás la demolición de la casa Garriga del centro, y así logramos que la seremía de Bienes Nacionales se pronunciara solicitando que la casa del frontis debe ser restaurada, aun cuando el municipio entregó un permiso de demolición total».

Los antecedentes históricos entregados al Consejo avalan la tesis de que el ex mercado debe obtener la declaración de patrimonio histórico, «hay que decir también que acá nadie quiere perjudicar al dueño, que en caso de que lleguemos al resultado que toda la gente Coquimbo espera, debe readecuar su proyecto o hacer una venta al Estado, ya que los locatarios y todos los asesores hemos actuado dentro de los márgenes de la ley y de las instituciones públicas para hacer la solicitud al Consejo, en base a que nosotros recopilamos antecedentes fehacientes que dan cuenta de la importancia histórica del mercado, como la recopilación de Archivos Nacionales, donde se habla de un primer contrato realizado por la municipalidad de Coquimbo para la construcción de una plaza de abastos en el mismo terreno donde está emplazado el mercado, contrato que es del año 1867, entonces, si la municipalidad tiene 153 años, el edificio también tiene la misma data».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre