«Trabajo en línea en sistema escolar no está instalado, no se puede tener certeza si con esto se cumplirá»

0
160

Los establecimientos que pertenecen a la Corporación Municipal Gabriel González Videla, de La Serena, fueron los primeros en suspender las clases, incluso antes que llegara la instrucción del Ministerio de Educación. A la fecha mantienen clases a distancia, se encuentran realizando la entrega de cajas de alimentos de la Junaeb y las vacunas para los estudiantes.
El viernes pasado se cumplieron dos semanas de clases suspendidas en todos los establecimientos educacionales y jardines infantiles del país, como a una medida preventiva producto de la pandemia de Coronavirus, instrucción que el Ministerio de Educación extendió al menos hasta el 24 de abril.

Este hecho motivó a que los colegios se trasladaran a aulas virtuales a través de distintas plataformas, y en el caso de la educación municipal de La Serena utilizan dos, Aprendo en Línea, del Ministerio de Educación, y «Appoderado», una aplicación que implementó el año pasado la Corporación, en donde los alumnos pueden ingresar y pueden obtener los textos o guías de estudio.

Patricio Bacho, secretario general de la Corporación Municipal Gabriel González Videla, señala que «nosotros tenemos una aplicación, que está desde el año pasado, en la que nos comunicamos con los apoderados, donde pueden acceder a ver las notas, el informe de personalidad y todas las actividades académicas del colegio, donde también hay un aula virtual, donde los profesores van subiendo material que van creando y pueden ir interactuando para cumplir con el plan de estudios y al material especializado».

Consultado para el caso de los estudiantes que no tienen internet o no pueden acceder a un computador, Bacho reconoce la deficiencia y comenta que no tienen un plan específico debido a la forma vertiginosa en que se fue dando la suspensión de clases, «en este momento los alumnos pueden acceder por el teléfono celular y los que tienen computador también».
«Si uno identifica, el nudo crítico que hay que resolver es el de los alumnos que no tienen acceso a internet o baja conectividad, en eso estamos viendo la posibilidad de poder dotar de alguna mayor capacidad para que los estudiantes se conecten a un computador o ver alguna otra estrategia para hacer más masiva que la propia capacidad instalada, es un tema que nos preocupa y que lo estamos analizando para ver como lo resolvemos», agrega.

En relación a las remuneraciones de los docentes, considerando que los recursos pertenecen a las arcas municipales, el secretario general de la Corporación puntualiza en que «mientras tengamos el dinero, lo vamos a hacer, hasta el momento el Ministerio de Educación nos ha asegurado la continuidad de los recursos, por lo que vamos a seguir pagando los sueldos tal cual lo veníamos haciendo».

Respecto al cumplimiento del currículo escolar, enfatiza en que «me parece que hay que entender que estamos en una situación de emergencia inédita, por lo tanto, creo que los procesos educativos hay que enfocarlos en función de esta situación, no va a ser un año como los anteriores, no vamos a tener probablemente la misma cobertura curricular, y cualquier mecanismo que nosotros utilicemos para suplir estas deficiencias no nos asegura el cien por ciento de eficacia, porque el trabajo en línea o a distancia en el sistema escolar no está instalado, por lo tanto uno no puede tener una aproximación si esto va a cumplir el currículo».

Y agrega que «se van a hacer los esfuerzos, pero también es fundamental el trabajo psico-social en la contención de los niños, de las familias, la propia situación que tiene un impacto directo si trabajan o están en la casa».

«Aparte de lo inédito, hay una incertidumbre lógica en nuestra sociedad y eso afecta al sistema, y me parece que deberíamos asegurar el buen trabajo emocional con los niños, que se puedan adaptar de la mejor forma a esto y sus familias», añade.

Alimentación y vacunas siguen normales

Bacho comenta además que los colegios se abren para recibir a los apoderados que van a buscar las canastas que reparte Junaeb y lo mismo las vacunas contra la influenza, de los niños de 0 a 10 años, «están también realizándose en los establecimientos, conforme a la disponibilidad de vacunas» aclara.
«Hay un programa que se entregó en el mes de marzo y que se ha ido ajustando de acuerdo a los requerimientos», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre