Vacío legal dejaría sin límites gastos en campañas del plebiscito

0
71

Al no poder aplicarse la ley de financiamiento de partidos políticos, al no existir listas o candidatos con nombre y apellido, quedaría a voluntad y capacidad económica de cada grupo el monto que puedan gastar en la campaña por el plebiscito, eso sí, todos los dineros deberán ser rendidos ante el Servel.

Hace unos días, el presidente del Consejo Directivo del Servicio Electoral (Servel), Patricio Santamaría, había reiterado la existencia de un vacío legal en la regulación del financiamiento de las campañas para el plebiscito del próximo 26 de abril.

Primero fue a comienzos de enero pasado, cuando Santamaría había advertido de la falta de una norma legal específica relativa sobre este asunto, ya que la ley sobre cargos de elección popular (Ley 19.884, en la que los candidatos deben nombrar administradores electorales y abrir una cuenta especial para que el Servel fiscalice los aportes que reciben) no es aplicable al plebiscito, ya que «nos encontramos frente a opciones y no a candidaturas».

Por esta razón, Santamaría explica que desde el organismo «fuimos más allá de la ley» y dictaron un instructivo titulado «Instrucciones sobre financiamiento de los Partidos Políticos en el proceso de Plebiscito 2020», que fue enviado a las colectividades a fines de enero pasado.

En el documento se explica que, a falta de normativa, se aplicó la Ley 18.603 que regula los partidos, y ella establece que estas colectividades pueden recibir donaciones solo de personas naturales y de origen nacional por un monto de hasta 500 UF anuales cada una.
De este modo, las colectividades deberán deberán informar al Servel cuáles de esos fondos serán destinaron al plebiscito y el organismo estará en condiciones de realizar la fiscalización en los balances anuales.

Sin embargo, el problema aparece debido a que no se indica ningún tipo de límite de aportes a recibir ni de gastos a realizar para este proceso en específico, como sí se contempla en las campañas presidenciales, parlamentarias y municipales.

En conversación con Ana Celis, directora regional del Servel, respecto al financiamiento explica que «eso está regulado por ley y los partidos tienen un marco regulador que tiene que tiene que ver con las campañas, y en este caso, que estamos en un plebiscito, no hay un partido ni un candidato, sino que tiene ver con otro tipo de cosas».

«Hay una fecha establecida que está autorizada para propaganda de televisión y también hay mensajes que nosotros como servicio hemos mandado a radioemisoras o le vamos a mandar a la prensa», agrega.

Pero Celis enfatiza en que «una persona natural, un grupo o una organización puede llamar por alguna opción, y en ese sentido no infringe la ley, es distinto cuando hay una candidatura por partido o elecciones a algún cargo».

Claudia Pilar, presidenta regional de Convergencia Social, por su parte explica que «la verdad es que nosotros como CS solo nos financiamos por cuotas de la militancia».
«No recibimos aportes de privados y como en teoría aún no somos partido legal, no recibimos aportes de Servel», agrega.

Partidos políticos rendirán gastos

Daniela Velásquez, presidenta regional de la DC, explica que la campaña del plebiscito no es financiada por la ley de partidos políticos, «no llega ningún financiamiento extra, y por ello con los recursos con que se cuentan para poder invertir en temas de afiches, poleras, cartas, es de aporte del partido y propio de algunos camaradas, y aportes personales de los que nos interesa ayudar en la difusión».

«Como los recursos son escasos, esta campaña ha sido súper austera desde la DC, y como estamos preocupados del medio ambiente y poner los puntos en lo que nos interesa, por lo que no vamos a invertir en gigantografías ni afiches en centros comerciales ni palomas», agrega.

La timonel de la DC enfatiza en que «nuestros pocos recursos van a estar orientados a banderas, volantes informativos, y sobre todo el boca a boca con reuniones, asambleas y por redes sociales, donde hemos tenido que aplicar mucha creatividad».

Respecto a la rendición de gastos, comenta que «hay un registro de lo que nos han mandado desde la mesa nacional a las regiones, que tiene que ver con banderas y poleras, que será rendido una vez que se termine esta campaña, y en la región deberíamos llevar un balance, que será mínimo porque los recursos son escuálidos».

Por su parte, Cristóbal Reyes, presidente regional de Revolución Democrática, señala que todos los militantes en campaña por el apruebo lo hacen de manera voluntaria, por lo que no hay nadie que esté dedicado única y exclusivamente a esta tarea ni tampoco cuentan con un presupuesto enviado por alguien para ejecutar la campaña.

«Pero sí nos han enviado afiches, cerca de 800, que los repartimos Respecto a la rendición de gastos, comenta que «el partido, dentro de su balance, a nivel nacional deberían incluir todos los gastos relativos al plebiscito, está estipulado por ley, cada afiche o bandera que se compre o cualquier acción concreta, como el pasaje de personas que tienen visitas a las regiones para aportar al despliegue de la campaña, deben ser rendidos como corresponde en el Servel, y lógicamente la información queda disponible para todas las personas que quieran revisarlo».

«Pero el gasto es limitado, porque no somos partidos con muchos recursos, ninguno de nosotros es funcionario, por lo que el espíritu nuestro siempre ha sido de mucha voluntariedad, esfuerzo y convicción», concluye.

Solo 28 espacios públicos de La Serena y Coquimbo fueron autorizados para propaganda de cara al plebiscito

«Sólo podrá realizarse propaganda electoral en los espacios que, de acuerdo a la Ordenanza General de la ley General de Urbanismo y Construcciones, puedan ser calificados como plazas, parques u otros espacios públicos, y estén expresamente autorizados por el Servicio Electoral», señala la ley respecto a los sitios para que se puedan poner palomas e imágenes alusivas a las campañas.

Ana Celis, en ese sentido, señala que en el caso de un espacio público no autorizado que tenga propaganda, será fiscalizado y se cursaría una multa.

En La Serena, los lugares autorizados corresponden a las principales plazas, como San Bartolomé, Coll, Milbrae, las áreas verdes frente al Mall Plaza así como también la avenida Francisco de Aguirre, entre Los Carrera y la Ruta 5, entre otras.

En tanto, en Coquimbo los sitios seleccionados fueron la plaza Sindempart, Salvador Allende, Feldest, los espacios públicos del Bosque San Carlos, avenida Portugal y la rotonda de la Ruta D-43 con La Cantera, entre otros.

Consultada por los criterios para seleccionar los espacios, Celis señala que «normalmente son solicitados a las municipalidades para que ellos digan cuáles son los espacios que consideran adecuados, finalmente es el Servel quien determina si son aptos o no».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre