Vecinos de El Llano y la Parte Alta no recibirán a ayuda estatal a pesar de tener daños en casas por el terremoto

0
294

Un grupo de 30 pobladores del sector San Martín con calle Pedro Montt, en el límite entre El Llano y la Parte Alta de Coquimbo, cuyas casas sufrieron daños por el terremoto del pasado sábado 19, manifestaron a Diario LA REGIÓN que no fueron incluidos en la Ficha Básica de Emergencia, Fibe, para acceder a alguna ayuda estatal para la reconstrucción, por parte de asistentes sociales municipales.

Esa situación los llevó a reunirse con la concejal Roxana Zambra y con Joan Yanett Araya, presidenta de la Junta vecinal del sector, Zebalmar, para plantearles sus inquietudes respecto a haber quedado sin opción a obtener el beneficio vinculado a la ficha, situación que según la dirigente vecinal ocurrió por un mala gestión del personal de la casa consistorial.

“Nosotros como directiva, después del temblor teníamos una lista de vecinos con problemas en sus casas y en el municipio nos dijeron que serían prioridad por la antigüedad de sus viviendas y porque su dueños son de la tercera edad, y a inicios de la semana pasada vino a este sector una asistente social de la Municipalidad, la señorita Ángela Salgado, que visitó algunas casas, y tras verlas dio respuestas tales como que la casa podía resistir otro temblor más, y no quiso hacer la Fibe que supuestamente era para todas las personas que tuvieran problemas”.

Araya agregó que tampoco logra explicarse cómo es que los funcionarios a cargo de la Fibe no aplicaron los distintos tipos de desperfecto que admite, sumado a que en algunos casos solo hubo consultas, sin entregar algún comprobante al poblador encuestado.

“Se sabe que la Fibe tiene calificaciones, que son leve, grave y menos grave, y mis vecinos no quedaron en ninguno de esos tipos de daños, y lo otro es que cuando yo estuve en el concejo del día 22, el concejal presidente Alejandro Campusano dejó bien estipulado que al encuestado se le iba dejar la copia de la ficha también. Ahora resulta ser que las encuestadoras que vinieron entre el jueves y viernes no hicieron eso, porque a algunas personas, que aparentemente se les habría aplicado la Fibe, no les dejaron ningún papel”.

Por estas causas, la dirigente informó que solicitaron un nuevo catastro al Servicio de Vivienda y Urbanismos, Serviu, “como los vecinos con diversos daños no quedaron en nada, ahora personal del Serviu vino a verlas, y un arquitecto dijo que deberían haberle hecho la Fibe a todos, entonces nos dejaron en el aire”.

A raíz de la situación, Araya expresó que están recurriendo a autoridades, como la concejal Zambra y a parlamentarios, en busca de alguna solución, “la senadora Adriana Muñoz podría venir el martes a juntarse con nosotros y la concejal Zambra también se acercó para ver qué ocurrió con nuestra gente, y vio que muchos de los vecinos tiene graves problemas en muros y en los techos, y son más de 30 personas afectadas, pero tengo fe que con el apoyo de las autoridades lograremos alguna ayuda del gobierno para reparar sus casas, ya que ellos son principalmente personas de la tercera edad, con pocos recursos”.

Refrendando sus palabras, la vecina de calle Pedro Montt, Elba Rojas, explicó que cuando los funcionarios a cargo de la encuesta llegaron a su propiedad solo hicieron comentarios de los daños, “no hicieron ningún ficha al dueño de casa. Del municipio solo vinieron, miraron y se fueron, yo soy allegada y no tenemos plata para arreglar el techo”.

Solicitud de ampliar plazo para incluir a todos los afectados

La concejal Zambra, tras dialogar con los pobladores, expresó que la situación es preocupante, principalmente por el corto plazo dado por el gobierno para aplicar la ficha, lo que finalizó el miércoles pasado. “Estoy muy preocupada por lo que ocurrió aquí, pues considero que es inconcebible un plazo tan corto para aplicar la Fibe, cuando fue una catastrofe muy grave, de una gran magnitud, ya que fue un terremoto, porque esas fueron sus características reales, y no solo en el sector de la Junta Zebalmar, sino que en toda la comuna tenemos gente que quedó fuera de postular a recursos para reconstruir”.

Por este motivo, la autoridad refirió que con el Concejo y el alcalde buscarán que el plazo de aplicación de Fibe sea ampliado en el corto plazo, “encuentro una vergüenza que el plazo haya vencido en pocos días, por eso empezaremos a exigir a todas las autoridades del gobierno regional a que extiendan el plazo y decreten estado de catástrofe en las comunas afectadas, porque de verdad hay casas que quedaron en el suelo o con grietas tremendas en los muros y con techos caídos, cuyos dueños son personas de pocos recursos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre