Vicuña: La misteriosa muerte del ex funcionario del INIA sigue sin respuestas a tres años del hecho

0
15

10Exactamente hace tres años en el camino a Peralillo, el 14 de mayo del 2011 se registró una de las muertes en accidentes de tránsito más misteriosas del Valle del Elqui en que no hubo responsables y el caso fue archivado por el Ministerio Público, dejando en el aire varias incógnitas.

La investigación respectiva no sólo fue incapaz de encontrar posibles sospechosos o responsables en la muerte de Darian Mesriam Stark Schilling, sino además siquiera estableció certeza que perdió la vida por el impacto de un vehículo en movimiento, aunque algunos antecedentes apuntaban a que fue un atropello y no un homicidio causado con objetos contundentes. Todo esto originó una serie de rumores e hipótesis no contempladas en la investigación, entre ellas que el vehículo que atropelló al ingeniero forestal pertenecía a un vecino del sector Lourdes, cerca de Peralillo. La hora en que sucedieron los hechos y la carencia casi absoluta de testigos, confabularon para que el caso quedara convertido en un misterio.

Este enigmático caso, sin un final claro y conciso, comenzó alrededor de las 05:30 horas del sábado 14 de mayo del 2011 cuando Darian Stark (31), caminaba hasta una vivienda del INIA ubicada a un costado del camino antiguo que une la ciudad de Vicuña con Peralillo, muy cerca de la planta industrial de la pisquera CAPEL. El joven ingeniero recibió un fuerte impacto que le quitó la vida. Minutos más tarde un automovilista encontró su cuerpo sin vida y avisó a Carabineros. Posteriormente se efectuaron indagaciones por parte de la SIP de la Quinta Comisaría de Carabineros y peritajes de la SIAT. Finalmente fue trasladado al Servicio Médico Legal de La Serena, para la necropsia de rigor.

La versión inicial de la SIAT indicó que se trató de un atropello en que la víctima habría fallecido casi al instante y el vehículo participante del accidente se dio a la fuga. Según testimonios de las personas que lo vieron por última vez en el centro de Vicuña, el ingeniero forestal compartió con uno de sus compañeros de trabajo en un restoran y luego se despidió para dirigirse a pie hasta su casa, perteneciente al INIA, distante un kilómetro al oriente del sector céntrico de Vicuña. Es probable que el vehículo que lo atropelló circulaba a exceso de velocidad y unido a la densa niebla que cubría el valle esa madrugada, conjugaron para que ocurriera el fatal accidente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre