Ya está operativo el laboratorio de la Universidad Católica del Norte

0
135

La autoridad sanitaria dio el visto bueno para su marcha. “Estamos contentos, porque es la mejor noticia que le podemos ofrecer a la región”, dijo el doctor Osvaldo Iribarren, decano de la Facultad de Medicina de la UCN

Fue el 8 de julio, en una tanda de procesamiento de 114 muestras, cuando se informaron 16 con resultados falsos positivos.

Para la Autoridad Sanitaria fue suficiente motivo para decretar el cierre del laboratorio de la Universidad Católica del Norte argumentando, en ese momento, “que había un grave riesgo para la salud de la comunidad”.

La región, con la menor trazabilidad de testeos, se quedada sin uno de sus laboratorios y sin poder procesar muestras PCR.

Sin embargo, este jueves el laboratorio volvió a la acción, “luego que funcionarios de la secretaria ministerial visitaron el laboratorio y, como estaba todo perfectamente en regla, se autorizó el funcionamiento. Y esta cuestión es una emergencia, así que sobre la marcha de inmediato el laboratorio comenzó con su actividad”, señaló el doctor Osvaldo Iribarren, decano de la Facultad de Medicina de la casa de estudios.

Una buena noticia que pone feliz al profesional, pues no sólo es reabierto “ahora que estamos en cuarentena, sino porque tenemos tasas muy altas de infección y transmisión por Coranovirus, que fue precisamente el motivo por el cual se decretó este confinamiento. Así que estamos contentos, porque es la mejor noticia que le podemos ofrecer a la región, que en un momento complejo y de necesidad urgente, esté funcionando a toda normalidad y a toda capacidad nuevamente el laboratorio”.

Reconoce Iribarren que “exámenes PCR se hacen cerca de cien, generalmente un poco más, hasta 130, y por lo mismo no podemos disminuir si la presión es inmensa”.

Sostiene que “nosotros lo que hicimos fue atenernos a la disposición de la autoridad sanitaria, que suspendió el funcionamiento. Bien o mal, pero lo suspendió, así que nosotros respetamos eso, hicimos exactamente lo que la autoridad sanitaria exige, que en estricto rigor es hacer una prueba que se llama de muestra ciega, donde el Instituto de Salud Pública, que es el referente chileno para toda esta cosa, envía una determinada cantidad de muestras al laboratorio que conoce el resultado. Posteriormente procesa las muestras e informa al ISP los resultados, los que tuvieron una convergencia del 100%. O sea que el laboratorio lo que informa, lo informa bien. Entonces el ISP había dicho que esa era la medida y bueno, tengo que entender que la autoridad sanitaria no tenía otra alternativa que autorizar el funcionamiento”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre