Ambulantes capitalinos que llegaron a instalarse al Barrio Kids por celebración del Día del Niño fueron multados, pero igual siguieron vendiendo

0
289

Una decena de comerciantes no establecidos y sin permiso municipal llegaron a instalarse con toda su mercadería al sector céntrico porteño, escenario donde durante este fin de semana se desarrolla el «Barrio Kids», feria llena de colorido en honor a los más pequeños de la casa. Eran la mayoría de comunas del sector sur de Santiago, acostumbrados a venir en ediciones anteriores a la conocida «Pampilla de los Niños». Fueron sancionados por inspectores con una infracción, pero siguieron vendiendo, pues solo fueron reubicados en otra interacción.

A eso de las 17 horas de la tarde del viernes, una serie de camiones y camionetas se divisaban estacionadas en la plaza del barrio bohemio de Coquimbo.

Hombres y mujeres, familias completas que ayudaban entre todos a levantar los toldos y afinar los últimos detalles para ofrecer de lo que se imagine. Sacaban fardos llenos de ropa y las últimas novedades de los persas de la capital eran colgados a vitrina de peatones que de poco se atrevían a merodear el sector del Barrio Inglés, punto donde se centró la iniciativa organizada por la casa edilicia.

Fueron los comerciantes establecidos los que pusieron primeramente el grito en el cielo, ya que el proceso de postulación para ser parte de la celebración del día los niños en su versión 2022, había sido rigurosa, con más de una polémica por asuntos de cupos.

Entonces que llegaran vendedores de afuera molestó a los principales dirigentes porteños.
«Lamentablemente el nivel de descaro que tienen estas personas es grandísimo, uno entiende que en los tiempos que vivimos todos quisieran poder desarrollar algún tipo de actividad que genere ingresos monetarios, sin embargo acá existió toda una planificación, de gente que hizo debidamente el proceso de inscripción», dijo Alexis Ramírez, presidente de la Cámara de Comercio de Coquimbo.

Las cámaras de seguridad municipal identificaron como los comerciantes hacían ingreso al corazón neurálgico porteño. No pasaban desapercibidos. La crisis de dotación de Carabineros en Coquimbo provocó además que armaran sus puestos en tiempo récord. En compañía de la patrulla del mayor Marcelo Sandoval hicieron frente a los reclamos de los vecinos.

«Nosotros llegamos de inmediato al lugar para poder dialogar con los comerciantes no establecidos que llegaron a instalarse, obviamente sin permiso alguno. Es una situación que nos activó a identicarlos con nombre y rut, es en ese momento que nos dimos cuenta que la mayoría, sino todos los de ese grupo, estaban de forma irregular», señaló David Díaz, jefe de seguridad municipal de Coquimbo

Dos cuadras completas ocupaban los infraccionados por no tener autorización municipal para ser parte del Barrio Kids, feria que se desplegó desde la Plaza de Armas hasta el Barrio Inglés.

Fuerza policial

Se hizo un oficio de parte del municipio dirigida al delegado presidencial, con el objetivo de hacer actuar a la fuerza policial para un desalojo. No obstante desde el municipio señalaron que la idea siempre fue conversar y no llevar una discusión sin sentido con los vendedores que venían de Santiago. «No había que pelear», dijeron.

«Era una de esas externalidades negativas que sabíamos podía pasar, por eso teníamos elaborado todo un plan de acción que ya estaba elaborado en caso que ocurriera, destinamos esas válvulas de escape con calles que nos ayudaron a descongestionar el sector donde estaban los comerciantes que sí hicieron el proceso», agregó Díaz.
Al frente de la Casa de la Cultura fueron reubicados. El alcalde Alí Manouchehri lideró la inspección y las multas a los ambulantes.

Esta visita fue catalogada como no grata de parte del equipo municipal que evaluó de forma positiva la actividad de los niños.

«No empaña para nada la llegada de estos comerciantes no establecidos el gran trabajo que hicieron los comerciantes y el municipio para llevar a cabo la celebración del Día del Niño en la comuna de Coquimbo. Si bien la jornada estuvo con temperaturas muy bajas y hacía mucho frío, igualmente llegó harta gente, en la tarde más que en la mañana. Esperamos que el domingo (hoy) continuemos con esta bonita convocatoria», sostuvo el alcalde

Como las multas cursadas tenían un mayor valor al permiso municipal que había que pagar para ser parte del Barrio Kids, se ingresaron esos dineros a la recaudación municipal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre