Avezado delincuente que se fugó en un radiopatrulla fue capturado y quedó en prisión preventiva

0
192

En la jornada de este viernes fue formalizado por el fiscal Ricardo Salinas por robo en lugar habitado y violación de domicilio. En la audiencia, se repasaron detalles de la fuga pero no implicó un castigo extra al imputado. Por su parte, deberá permanecer preso por lo menos durante los 45 días de investigación.
El fiscal solicito la prisión preventiva por la causal de «peligro para la seguridad de la sociedad».

Estuvo alrededor de diez horas prófugo tras protagonizar una cinematográfica escapada. Se escondió en la casa de un familiar en el sector Las Torres, y tras una denuncia anónima fue detenido por carabineros. Finalmente fue formalizado por robo en lugar habitado y violación de domicilio. El sujeto, quien tenía antecedentes por robo en bien nacional de uso público, deberá permanecer preso los 45 días de investigación.

Fue durante la noche del viernes donde los esfuerzos de la Sección de Investigación de la Segunda Comisaría de Coquimbo tuvieron sus frutos. El imputado era encontrado luego de varias horas de incertidumbre. Toda la comuna comentaba cómo era posible que un tipo esposado de manos, le robara la radiopatrulla a la policía en pleno procedimiento, y más encima se haya fugado.

«Estamos realizando un amplio despliegue para dar con el paradero de un sujeto que durante la tarde robó en una vivienda y posteriormente intentó huir en una radio patrulla. Además terminó chocando el frontis de un domicilio en el sector de San de Juan.

fortunadamente no hubo lesionados. El sujeto está identificado y estamos utilizando todos los recursos disponibles para detenerlo prontamente», decía muy preocupado el coronel Carlos Rojas.

Pero entonces, ¿Cómo logró burlar el protocolo de Carabineros este avezado delincuente? La historia parte en el sector San Juan, barrio popular del puerto y que fue escenario de un robo. Un inmueble era ultrajado por el protagonista de esta historia, a eso de las 17 horas del jueves. En esa casa hurtó una máquina de cortar pasto, una bicicleta y una serie de especies de valor.

Cuando intentaba saltar un cierre perimetral, fue sorprendido in fraganti por carabineros, quiénes ya estaban en el lugar tras ser alertados por vecinos de la presencia de un sospechoso. Los funcionarios esposaron al delincuente y lo metieron dentro del vehículo. Hasta ahí, todo bien. Sin embargo, minutos después vendría el chascarro.

Y es que en una desatención de «segundos», cuentan desde la institución, el sujeto habría bajado los pestillos, se habría pasado a la parte delantera del conductor, y emprendió la huida como pudo. El momento fue tenso, aseguran fuentes al interior de Carabineros. Los funcionarios arremetieron tras el antisocial a toda velocidad, pero se les perdía de vista. Testigos aseguran que se paseó con balizas y sirenas encendidas.

El hombre tenía las manos esposadas, por eso no logró nunca conducir cómodo, chocó metros más allá contra la muralla de una casa. Ésta quedó con un pequeño deterioro mientras el auto fiscal presentó una serie de daños de consideración.

Luego la historia es conocida. Al producirse el impacto, el imputado se bajó de la patrulla y arrancó a la población La Torres, lugar donde se escondió durante varias horas antes de ser detenido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre