Boyas inteligentes evitarán que barcos choquen con ballenas

0
104

Las dos primeras fueron ubicadas en Chungungo y tienen como principal objetivo monitorear y mapear el ruido submarino para salvaguardar a los cetáceos y la fauna marina.

Fue en febrero cuando dos de diez boyas hidroacústicas fueron instaladas en la caleta de Chungungo, con el objetivo de identificar los hábitos de navegación de ballenas y otros animales marinos, alertando en tiempo real a las embarcaciones para evitar colisiones.
Esta es una alianza estratégica con la Compañía Minera del Pacífico (CMP) y Acústica Marina, empresa de base científica tecnológica de la ciudad de Valdivia, y que busca realizar un análisis minucioso de la fauna marina y embarcaciones por medio de un Sistema de Monitoreo, Control y Vigilancia (MCV hidroacústico), generando alertas en tiempo real con foco en el estudio y conservación de la vida y ecosistemas marinos.
Ya tiene dos boyas instaladas en el mar, totalmente operativas y transmitiendo datos en tiempo real, monitoreando principalmente a la fauna marina e identificando distintos tipos de embarcaciones. Los equipos se encuentran realizando registros, lo que se visibiliza en las plataformas de control.

«Desde CMP y el proyecto de Puerto Cruz Grande estamos contentos en seguir liderando y desarrollando esta única e innovadora iniciativa, en donde la protección a la fauna marina es la prioridad principal. Ya está en desarrollo la creación del observatorio hidroacústico, una plataforma interna que permitirá monitorear en tiempo real la data de las boyas», señaló Carlos Gómez, gerente de proyectos de Compañía Minera del Pacífico.

Para la segunda etapa del proyecto, que está planificada para junio, se implementarán las funciones inteligentes, por lo que se comenzará con el trabajo de reconocimiento y la generación de alertas.

En cuanto a las nuevas estaciones 3 y 4, «esperamos tenerlas instaladas antes de mitad de año. Estamos en sintonía para lograr los objetivos y aportar a la sostenibilidad de Puerto Cruz Grande», advierte Marcela Ruiz, directora de Acústica Marina.

Este es un proyecto liderado por mujeres, en un equipo de profesionales interdisciplinarios, y donde uno de los beneficios más relevantes es que este es un sistema de monitoreo acústico pasivo, por lo que no genera ningún tipo de contaminación acústica. Además de utilizar ERNC en cada boya, al funcionar 100% por medio de energía de paneles solares.
Además, es la única iniciativa en el país que contará con una sala de inmersión acústica de uso educativo para la comunidad local, para quienes visiten la zona y para conocimiento científico-tecnológico, registrando y procesando sonidos del mar, donde se pondrá a disposición la información para contribuir al estudio e investigación ambiental.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre