Comisión Pampilla busca destapar supuestos despilfarros cometidos en las administraciones anteriores

0
67

Este año la fiesta más grande de Chile no podrá abrir sus puertas por segundo año consecutivo, ante los embates de la pandemia del coronavirus y la crisis económica que arrastra el municipio de Coquimbo. Uno que la sufre es el concejal Pablo Galleguillos, quién además de haber pasado gran parte de su infancia en la tradicional fiesta, tuvo la oportunidad de animar el backstage del evento durante las últimas cuatro ediciones.
Preside la comisión Pampilla, instancia que en este 2021, ha sesionado de cara a las ediciones del futuro y a resolver incógnitas del pasado.

«Pablete» asegura que la idea de la comisión es ir destapando mitos en relación a posibles irregularidades cometidas en la admnistración Pereira. Uno de los comisarios del evento de esos años fue Juan Carlos Rojas, quien no ha aceptado la invitación del concejo para exponer.

«En la última comisión se excusó por correo electrónico a última hora, claramente eso nos retrasa en nuestras intenciones de ir conociendo en detalle en qué se gastaron las lucas de la última Pampilla.»

Sin embargo, durante estos 60 días desde el arribo de la nueva administración, igualmente han salido cosas que han encendido las alarmas. Por ejemplo, como que el día domingo 20 de septiembre de 2019 (que es el día más fuerte de la fiesta con los fuegos de artificio y los show internacionales), se registró una notable baja en la venta de entradas. «Se argumentó por parte de los organizadores que ese día la gente había llegado más temprano y que se habían cerrado las puertas antes. Habrían entrado como 15 mil personas según lo que pudimos ver. Pero si lo llevas al papel, son número que no cuadran, ya que los días anteriores teníamos entre 50 mil y 100 mil personas al interior».

De los 900 millones de presupuesto de la fiesta, 200 de ellos iban a parar a funcionarios municipales que prestaban servicios. Eso estaba sacramentado de manera sospechosa. Este es otro de los conceptos que Galleguillos y compañía analizarían en la próxima comisión a desarrollarse dentro de los próximos días.

«Este viernes tendremos, si dios quiere, la tercera Comisión Pampilla, esto me deja contento, porque en 2019 se hizo una sola comisión en el mes de agosto, a semanas del inicio de La Pampilla. Se ha hecho mala costumbre dejar la organización de la fiesta para último minuto y así no salen bien las cosas.»

Continuó argumentando, «no es el mismo contratar a Sol y Lluvia a principio de año, que hacerlo a solo semanas del arranque. Si negociamos antes te da la espalda para que los costos no sean tan elevados. Antiguamente ponían a los concejales entre la espada y la pared para que aprobasen la fiesta quedando muy poco tiempo de margen, entonces te decían que si no daban el visto bueno no había Pampilla».

El desfalco de 400 millones queha generado la Pampilla todos estos años no es cuestión grata, dice el relator de fútbol en Vistazo Deportivo. El evento ha sido apuntado como cuna de deudas para la municipalidad. Han salido ideas como las de TVN o las del ex director del festival de Viña, Alex Hernández, para televisarla. «Si la televisas pierdes la magia de lo local, vendría un canal a instalarte la parrilla y los artistas, además que los valores subirían notablemente».

En ese contexto, el joven de 28 años asegura que privilegiaría músicos locales, pero no descuidando los platos fuertes. «Al grupo Albacora no lo haría hacer un casting para que se suban al escenario de La Pampilla. Pero también hay que asegurar a los internacionales. Con inteligencia podemos cerrar buenas cosas».

Con los animadores tiene una visión parecida. «Pude ver como un cabro que animaba en discos se bajaba del escenario de La Pampilla con los ojos llenos de lágrimas, cuando le tocó trabajar animando al público en una de las últimas fiestas. Para los que somos de acá, esto es más que fiestas patrias, es una tradición de vida. Vienen de repente animadores de afuera que cobran millones, eso debería ir cambiando».

Cabe recordar que la comisión que lidera el concejal tiene como objetivo el transparentar los montos, licitaciones, gastos, y en definitiva que los fiscalizadores de la comuna de Coquimbo tengan una mayor injerencia. Así, el cuerpo colegiado resolvió, de manera unánime, la puesta en marcha de la Comisión Pampilla hace algunas semanas, con funcionamiento permanente durante todo el año, al contrario de años anteriores, en que sólo se activaba con pocos meses de anticipación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre