Comunidad del Sauce desesperada por una toma sin ley: «Se victimizan, ahora lo hacen con tema del agua»

0
499

La gente que hoy forma parte de la resistencia de la polémica toma del Sauce, dice que, desde el 14 de enero pasado, no han podido conciliar el sueño. Daniela Valdés, una de las caras visibles del grupo de mujeres y hombres liderados por la presidenta de la junta de vecinos del sector, Elena Varela, reprocha una actitud de «victimización constante» de parte de los integrantes del ocupamiento ilegal.

En conversación con LA REGIÓN, responde a la acusación que realizaron habitantes de la toma el pasado domingo en este medio cuando éstos últimos aseguraron que dirigentes históricos del Sauce habrían prohibido el ingreso de camiones que venden agua en el campamento.

La lucha por el recurso hídrico y un trato digno, fue la consigna de manifestantes que incluso se tomaron la avenida Los Clarines el fin de semana. Sin embargo, para las familias que colindan con la toma, descartan la situación de la cual son interpelados, señalando que la acusación sería otra de las estrategias para causar sensibilidad en las autoridades y en la comunidad.

«Es completamente falsa aquella acusación de que nosotras estamos obstaculizando la venta de agua, no tenemos ese poder o esa potestad. Es casi ridículo, ojalá tuviésemos algo de poter en todo este asunto que tiene desesperadas a una serie de familias que han sido amenazadas directamente porgente violenta. No olvidar que hay querellas por maltrato que siguen en curso», sostiene la mujer.

Daniela, junto a Matías, o la misma Elena, han sacado la cara a pesar de muchas veces «sentirse amenazados». Sin embargo, de ahí a especular sobre «mentiras», es algo que no podían permitir. «Existe un comunicado de la inmobiliaria dueña del terreno donde indican que ellos como empresa no autorizan el ingreso de ningún vehículo de transporte de agua o materiales de construcción o fletes, y que cualquiera de estos que se divisen dentro del terreno serán incluidos en la querella criminal, no obstante, ellos siguen comprando igualmente agua, hay fotos que evidencian que nunca se han desabastecido».

El desalojo de una toma vip durante la semana pasada en Antofagasta, habría gatillado según los líderes de la resistencia, que la gente de la toma haya tomado la decisión de manifestarse cortando una calle principal.

En la calle Luis Aguilera queda ubicada la toma que tiene denuncia de balaceras, aumento de robos, consumo de droga y fiestas hasta altas hora de la madrugada.

Las parcelas 135 y 136 están en litigio luego de haber sido usurpadas de forma violenta durante enero. «Acá se ha querido instalar una presunta discriminación de parte de la gente que se opone a la toma, señalando que lo hacemos de forma antojadiza y con tintes de clasismo, incluso racismo. Eso es totalmente falso también, nosotras confiamos en que el día de mañana exista una decisión a favor del juez, y recién ahí podrá demostrarse que estas personas tienen en su gran mayoría una segunda vivienda, no es que vayan a quedar en la calle, son personas que se han ido aprovechando de este sistema».

La entrevistada agrega que tiene pensamientos socialistas, que ella en lo personal, sí encuentra que todos debemos luchar por una vivienda digna, pero este no sería el caso.
«El drama es la delincuencia que ha ido en aumento desde que comenzó esta toma en enero, hay gente que llegó de forma violenta y agresiva. A raíz de esto hay vecinos que están enferma de los nervios y una serie de crisis psicológicas. Cuando uno se instala en una toma es porque hay una medida desesperada de gente que no tiene donde vivir, sin recursos, pero hemos sabido en esta toma de autos alta gama, de gente con cinco viviendas. Solo queremos rescatar esa paz que teníamos antes de que llegara esta gente», sentencia.

Diez serían los vecinos del sector colindante a la toma que estarían con diversas enfermedades por la presencia de la toma . Adultos mayores sobre todo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre