Constituyente Jennifer Mella por lo de Rojas Vade: «En nada empaña el trabajo de 900 horas y más de 1.200 audiencias»

0
63

Las revelaciones respecto al constituyente tuvieron un profundo impacto en la opinión pública, pero que a juicio de la abogada y convencional, no enloda lo hecho hasta ahora. «Nos costó 40 años conseguirlo para que podamos democráticamente tener una Constitución, y no lo vamos a dejar caer con ataques infundados…».

La falsa enfermedad del hasta el domingo vicepresidente adjunto de la Convención Constitucional, Rodrigo Rojas Vade, no ha pasado inadvertido. Tampoco en la región y sus constituyentes. Para Jennifer Mella lo sucedido abre un abanico de preguntas, «pero que en nada ensucia el trabajo hasta ahora realizado».

No había querido entregar su opinión antes. Ayer sí. Y fue implacable con el actuar del «Pelao Vade», reconocido convencional, tras reconocer que no tenía cáncer.

«No sólo fue un error, sino que reviste carácter de delito, por eso se le ha denunciado ante los órganos que corresponden, que en este caso es el Ministerio Público», sostuvo.
A Rodrigo lo conoció «como al resto de los 154 compañeros y compañeras que estamos trabajando ahí», pero que jamás pudo «sospechar alguna situación así», afirma.

Por lo que reviste la situación, aseguró que «acá no hay espacios para defensas corporativas, sino que se debe asumir la responsabilidad personal, política y penal, si es que existe».

Es un golpe

Sin duda que la convención ha estado en el ojo del Huracán, e incluso no faltaron los que pidieron la renuncia inmediata de Vade.

«Ya renunció a la vicepresidencia y eso me parece un gesto importante, porque no puede estar una persona con este tipo de antecedentes representando a un grupo de constituyentes».

Sin embargo, explica que tampoco es llegar y renunciar, visto que la normativa que rige a la Convención es la misma que está sobre los parlamentarios, por lo que la única vía para hacerlo es por «una enfermedad calificada de grave por el Tribunal Constitucional, y en este caso para nosotros no es aplicable, así que estamos en una encrucijada y que pudiese resolverse, quizás, a través de una norma reglamentaria…».

Por ahora, lo único que está despejado es que Rojas Vade ya no será vicepresidente adjunto, aunque a juicio de Mella «no es importante que renuncie o no, sino saber qué pasa con esos miles de representados y representadas de su distrito que se quedarían sin ese representante. Este es un golpe a la representación democrática y que de acá tenemos que sacar lecciones».

Momento difícil

Como señala el adagio popular, «de todo lo malo se saca algo bueno». Y para Mella esta es una oportunidad para decirle al país que «acá las cosas no se volverán a hacer nunca más de la misma manera. Tampoco se tapará como se hizo en el Congreso con las boletas de los parlamentarios que siguen en ejercicio y no se defenderá a una persona ante este tipo de actuar».

Agregó que «se están tomando las medidas para que esto se resuelva de la mejor forma y para que ningún sector, menos aquellos manchados por graves escándalos de corrupción, e incluso condenados por fraude al Fisco o por cohecho entre sus filas, puedan sacar cuentas alegres».

La revelación sorprendió a todos y en especial a sus colegas, quienes aún siguen «desconcertados».

A juicio de Mella, Rojas Vade «no se encuentra del todo bien para llegar a una situación así», y seguramente «debe estar pasando por un momento muy difícil asumiendo su responsabilidad, más cuando luchó tanto para la revuelta».

Asume que debe ser «un golpe muy duro, así que desde lo personal empatizo con su dolor y lo llamo a que se sane y que pueda salir fortalecido y con la frente en alto».
La situación de la Convención, con todo lo que ha pasado este último tiempo, especialmente con la Lista del Pueblo, «en nada empaña todo el trabajo abnegado que se ha hecho en ocho semanas y media, durante más de 900 horas y con más de 1.200 audiencias».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre