Defensa de imputados en el caso de Melissa pedirá revisión de medidas

0
85

Fue el 27 de noviembre de 2020 cuando la menor Melissa Chávez fue encontrada muerta en su domicilio de la Villa Talinay, en la comuna de Coquimbo.

Un incendio en una de las habitaciones era el causante, hasta ese entonces, del horror. Con los días, Fiscalía confirmaba que el deceso de la niña había sido provocado por la intervención de terceros.

Con el tiempo fueron detenidos su madre, Mirta Ardiles, imputada como autora del delito de parricidio e incendio; y su pareja, Luis Santander, a quien, pese a la apelación de su defensa, el Juzgado de Garantía de Coquimbo decidió mantenerlo en prisión preventiva como autor de los delitos de violación y abuso sexual reiterado, Ilícitos perpetrados en 2014 y 2020 en Coquimbo en contra de la menor.

Necesitan justicia

En la misma causa, este viernes se llevará a cabo la audiencia de revisión de aumento de plazo de la investigación que se lleva a delante en contra de Luis Santander, y que, a juicio de la abogada del Programa de Apoyo a Víctimas, María José Duarte, bien puede ser un acto «dilatorio».

Explica la querellante que «se pide por parte de la defensa una audiencia de ampliación de plazo de la investigación, puesto que ellos tendrían unas pericias pendientes que no se habrían llevado a cabo, y si bien no puedo adelantar una posición tan firme a la ampliación de plazo, porque tenemos que ver la pertinencia de dichas pericias y revisar también la cantidad de plazos que va a pedir, si pedirá un plazo de 60 o 90 días no me parece, porque ya estamos ad portas de cumplir un año y siete meses desde que ocurrió el crimen, y las víctimas dentro de su proceso reparatorio necesitan justicia, que se haga justicia, que exista un juicio, que exista un imputado condenado».

Reconoce la profesional que «no sé a qué pericias se refiere la defensa, pero si son pericias que nosotros consideremos que son dilatorias, nos vamos a oponer».

La causa sigue en reserva, tanto en el poder judicial como en el sistema de fiscalía en línea, «entonces lo que sabemos es porque o tenemos entrevista con la fiscal de la causa o lo sabemos dentro de las mismas audiencias, pero hay que analizar en el momento prácticamente las solicitudes que se están realizando».

Aunque Duarte esperaba esta jugada, cuenta que «hay que considerar que quien está pidiendo el aumento de plazo es el defensor de Luis Santander, quien fue formalizado el 18 de noviembre del año pasado, cuya causa de investigación lleva seis meses, y no el defensor de Mirta Ardiles, que lleva un año siete meses de investigación, por lo que es probable que tenga algo que aún esté pendiente».

Cuatro delitos

El caso todavía es recordado en la región como uno de los más brutales del último tiempo, porque son cuatro delitos que se están investigando dentro de una misma causa, que son dos delitos sexuales, delito de incendio y parricidio, en los que cada ilícito tiene una pena asociada.

En cuanto a las penas, advierte que primero deben ver qué acusación formalizará el Ministerio Público, «pero en este caso se buscará la pena máxima, ya que para el delito de parricidio se busca el presidio perpetuo calificado, que es la máxima de las penas que establece nuestro código penal, además del incendio, que de igual manera tiene penas bastantes altas».

En ese sentido, afirma que «la madre está acusada por parricidio e incendio y delitos sexuales. La diferencia que se debe tener en consideración, por ejemplo, es que el homicidio es un delito independiente del incendio, que igual tiene una pena extremadamente alta y un poco desproporcionada en relación a otras penas del código penal, por eso lo más probable es que exista una discusión en cuanto a si el incendio se produce para ocultar el delito, porque si suman las penas, estas sumarán muchísimo».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre