Demolición del ex Mercado sería ilegal

0
212

Hace exactamente tres semanas que un grupo de hombres realiza trabajos de demolición en el tradicional espacio porteño. Los últimos locatarios que quedaban a duras penas debieron agarrar sus cosas y sacarlas antes que la máquina arrasara con todo. Lo cierto es que la empresa dueña del terreno, por ahora no tiene permiso para realizar aquella acción, a pesar de contar con el visto bueno para montar un lujoso estacionamiento de tres pisos que pretenden como proyecto. Además, los restos arqueológicos encontrados en mayo pasado tampoco permitirían realizar cualquier acción de este tipo.

Ese día habrían llegado unas 15 personas y habrían empezado a romper todo lo que se le cruzara por enfrente. Patricio Basaure, presidente del sindicato de trabajadores del recinto, asegura que recibió un telefonazo de una colega que con amargura le relata los hechos.

«Yo no estaba en la región en esa semana, así que me enteré a la distancia. No respetaron a las mujeres que estaban solas en ese minuto y no pudieron hacer nada. Me dicen que fueron violentos, como siempre en todo caso, estas personas por lo general tienes actitudes matonescas, y eso ha quedado demostrado en diferentes notas de prensa», dijo el dirigente.

El derribo se concretó en las principales fachadas de los locales del interior, quedando absolutamente lleno de escombros el piso. Solo los muros perimetrales se salvan del arrase de la empresa. Los negocios de Ana Fila y el señor Moyano resisten como pueden sus jornadas laborales. Son los últimos que atienden por la fachada posterior en la calle Melgarejo.

Jorge Gómez (31) es el encargado de Patrimonio del municipio de Coquimbo. El licenciado en Arquitectura y egresado en Técnico en Gestión Pública y Municipal asegura enfático en que se cometieron irregularidades y se ha desinformado en la materia durante la última semana.

Así, asegura que la Dirección de Obras sacó hace poco tiempo un segundo documento que ratificaría nuevamente la paralización de la demolición del Mercado.

«La empresa, al ver este documento, lo judicializa y accede al mercado violentamente para demoler ilegalmente el recinto. Ellos recibieron las multas correspondientes, pero lamentablemente señalaron que no tienen problemas en pagarlas, ya que evidentemente el objetivo pareciera ser erradicar el lugar a toda costa», dijo el funcionario de Secplan.

A lo anterior Basaure le da la siguiente explicación: «Están apresurando la situación, o ganando tiempo como se dice. Ya que todavía queda una instancia donde el mercado puede ser ratificado como monumento histórico. Entonces lo están rompiendo por si sale a favor nuestra petición, dirán que está todo destruido. Es una trampa muy fea y que nos tiene muy desanimados».

Los restos arqueológicos encontrados en mayo pasado tampoco permitirían realizar cualquier acción de demolición. Osamentas desconocidas en su origen que protegería a este sitio de cualquier intento de «picar». Y si bien el Consejo de Monumentos le dio un portazo a la idea de declarar monumento al Mercado en una votación dividida por 6 votos contra 8, sí se le pidió al municipio buscar protegerlo como edificio de conservación histórica.

El fallo a favor de los dueños del edificio hizo que hace semanas comenzarán nuevamente a tomarse el terreno. Hoy los escombros son protagonistas ante los trabajos realizados.

En ese contexto no está todo dicho en cuanto al patrimonio. Gómez y Basaure señalan que el Mercado sigue contando con las condiciones de ser declarado monumento y buscarán que se convierta en el edificio número 56 de la comuna que se resguarde con ese rótulo. Afirman que irán con todo para quedarse con ese derecho añorado por la comunidad porteña.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre