Deportes La Serena sigue con su impecable invicto

0
71

Los granates consiguieron un empate 1 a 1 ante O’Higgins jugando con un hombre menos toda la segunda etapa

Deportes La Serena sigue con su impecable invicto de siete triunfos y dos empates, de los últimos nueve encuentros disputados. Ahora debió trabajar el doble en El Teniente de Rancagua, donde logró una importante igualdad 1 a 1 frente a O’Higgins, con un hombre menos ante la expulsión del zaguero Facundo Agüero en el sexto minuto de alargue en el primer tiempo.

Sí, jugó toda la segunda etapa con diez, pero no por eso se olvidó de atacar, ya que tuvo el gol de la victoria en los pies de Walter Ponce, que dio en un palo, y del «Pájaro» Valdés, que desvió al córner el portero Batalla.

Con uno menos

Cambia todo cambia… Y eso en el fútbol es en cosa de segundos. Claro, pues cuando el árbitro Chilavert dio cinco minutos de alargue en la primera fracción, y Deportes La Serena vencía merecidamente por la mínima, el zaguero papayero Facundo Agüero salió lejos del área y dejó la pierna más arriba de lo permitido y amarilla. Lamentablemente con revisión del VAR, la amarilla se cambió a roja.

Los reclamos de los dirigidos por el «Chueco» Ponce no se hicieron esperar y el mismo técnico le reprochó al árbitro por qué el volante rancagüino Tomás Alarcón no se fue expulsado cuando golpeó con su antebrazo al propio Agüero, que quedó tendido en el pasto y sangrando…

La expulsión hizo que todo cambiara. Hasta la falta del defensor granate, el mejor juego colectivo lo desarrollaba La Serena, que se paró en El Teniente a seguir en la senda del buen fútbol y de victorias que le permitieran no sólo escapar del «Fantasma del Descenso», sino que meterse en la zona de copas. Y eso lo estaba consiguiendo con buen fútbol: Zacarías López siempre impecable, una férrea defensa que no cometía errores y no dejaba espacio a los delanteros rivales. En tanto, en el mediocampo todos corrían y jugaban bien, buscando un espacio para dar el golpe, que llegó a los 17’ con gol de Richard Paredes. El 1-0 era justo por lo que acontecía en el campo de juego.

Sin embargo, ya en el segundo tiempo La Serena debió retrasar sus líneas y reforzar el trabajo defensivo para aguantar el resultado. Para eso, el técnico Miguel Ponce se vio obligado a realizar cambios: Salieron Suazo, Paredes y Barrientos e ingresaron Walter Ponce, Kevin Medel y el «Pajarito» Valdés buscando no sólo refrescar las ideas, sino que el gol de la tranquilidad que estuvo muy cerca de conseguir mediante Walter Ponce, quien a los 67’ le dio a un vertical. Luego el «Pájaro» casi sorprende a Batalla, quien desvía al córner.

Hasta ahí todo bien. La Serena jugando bien y llegando. Pero en fútbol siempre hay detalles. Y eso pasó a los 78´, cuando el «Pájaro» trata de sacarse a un rival, el balón pegó en la mano de un defensor rancagüino y el árbitro ni se inmutó para decir que no hubo penal, cuando todos los granates reclamaron y gritaron ¡Penal! En la jugada siguiente llegó el gol de cabeza de Gustavo Gotti (79’), luego de un tiro de esquina.

Los granates, a esa altura, desconcentrados pensando en el penal no sancionado en su favor. Y todo por el criterio del árbitro, quien expulsó al «Chueco» Ponce y a su ayudante Pablo Lenci por reclamar los cobros.

Al final, La Serena se regresó con un merecido punto que le permite seguir soñando con meterse en la zona de copas y, con el récord del portero Zacarías López de 591 minutos sin recibir un gol.

Un sabor amargo

Con un sabor amargo abandonaron El Teniente de Rancagua los astros de Deportes La Serena. Consideraron que hicieron méritos suficientes para haberse regresado con una victoria. Así lo dieron a conocer el portero Zacarías López y el lateral Stefano Magnasco.
El portero señaló que conseguir un punto de visita es siempre un punto ganado, «pero teníamos el partido ahí, a punto de ganar. Con un jugador menos estábamos haciendo un buen partido, muy táctico, pero nos marcaron de pelota detenida».

Dijo el portero que realizaron un muy juego colectivo y «mis compañeros realizaron un buen trabajo en lo físico, por eso nos vamos igual un poco contentos con un punto, que nos sirve para escalar en la tabla».

En relación a su récord de 591 minutos sin recibir un gol, dijo que «eso es el resultado del trabajo en equipo, pues a veces uno se equivoca y ahí está el equipo para ayudar. ¿Ofertas? Estoy preocupado de La Serena, después veremos qué pasa, pues me queda un año más de contrato».

El lateral Stefano Magnasco indicó que «fue un trago amargo por cómo se estaba dando el partido, pues jugamos todo el segundo tiempo con un hombre menos, pero con un balón detenido y una desconcentración nos hacen el gol, pero es un punto obtenido en una cancha difícil y de visitante».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre